Miércoles 14 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

CRISIS

28 de diciembre de 2018

La crisis de Macri pone en riesgo a la fábrica que produce el alfajor Grandote

Se trata de la compañía La Nirva, que acaba de pedir su concurso preventivo en el Juzgado Nacional en lo Comercial N° 25, secretaría N° 49.

Muchas fueron las plantas industriales que anunciaron su quiebra y cierre este año, dejando a cientos y cientos de trabajadores en la calle debido a la fuerte crisis económica desatada durante la gestión de Mauricio Macri. En esta oportunidad, el riesgo llegó hasta la fábrica que produce los populares alfajores Grandote.

Se trata de la compañía La Nirva, que acaba de pedir su concurso preventivo en el Juzgado Nacional en lo Comercial N° 25, secretaría N° 49, según informó La Nación. Además del tradicional alfajor Grandote, la firma elabora otros productos como la línea La Recoleta, conitos de dulce de leche, barras de cereal, minitortas, cubanitos y bocaditos. También fabricó alfajores para otras compañías, como YPF y Dia.

Desde 2017 la compañía es propiedad de Grupo Blend, dueña también de la cadena de restaurantes saludables My Urban Food y de servicios de catering, según aseguró el blog especializado Catadordealfajores.com.

Blend es un grupo inversor vinculado al club Chacarita Juniors y al que, según el sitio Infogremiales, se lo responsabiliza de quebrar la alfajorera Amaratotto. En julio, la compañía había tenido problemas con los trabajadores, quienes habían paralizado la planta ubicada en el partido boanerense de La Matanza por salarios adeudados y denunciaban que querían pagar "en negro" la mitad de sus ingresos.

Con esta medida de fuerza, los obreros organizados exigieron el sueldo correspondiente al mes de junio, como así también el medio aguinaldo. Además, un sector opositor a la conducción del gremio de pasteleros, la Lista Celeste y Blanca, acusó al dueño de la empresa, Matí¬as Pérez, de ofrecerles pagar parte de sus ingresos "en negro" a cambio de no despedir empleados.

 

COMPARTIR:

Comentarios