Domingo 23 de Enero de 2022

  • 21.7º

21.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

ENTREVISTAS

17 de diciembre de 2018

Gabriel Zelpo:"La única forma de cumplir con el programa del FMI es tener el ahorro que tienen los alemanes"

El Economista Jefe de Elypsis, la consultora fundada por Eduardo Levy Yeyati.

Gabriel Zelpo es uno de los jóvenes analistas que se ha convertido en uno de los referentes de la City en el último tiempo. Desde la posición de Economista Jefe de Elypsis -la consultora fundada por Eduardo Levy Yeyati- no sólo analiza la escena en clave económica sino también tomando en cuenta los factores políticos que inciden en las expectativas de los inversores y ahorristas.

Cómo se moverán dólar, tasas de interés e inflación en la economía 2019?

De cara al año electoral que comienza, dialogó mano a mano con iProfesional para conocer cómo puede afectar en el plano de la economía doméstica la aparición en escena de Cristina Kirchner, como también cuáles son los posibles candidatos presidenciales que pujarán por ser elegidos como Presidente de la Nación.

En ese contexto, deja ver su preocupación por el riesgo país, que se encuentra en niveles muy elevados al haber superado las 760 unidades. Y se plantea un gran interrogante respecto a cómo Argentina podrá cumplir el programa acordado por el Fondo Monetario Internacional (FMI).

-En este contexto de malhumor social, ¿cree que el Gobierno tiene chances de contagiar optimismo por su plan económico?

Claramente, lo que estamos viendo los economistas y lo que se percibe en la calle es muy disímil. La gente está experimentando una caída en el salario real, su percepción social está muy baja, la menor desde el 2002.

El contraste es que los economistas estamos viendo un sendero de estabilización muy sólido de la situación económica, que es clave para empezar a ver una recuperación a futuro, que creo que se va a dar, con suerte, en el segundo trimestre del año que viene. Hecho que permitirá bajar al Banco Central las tasas de interés enormes, las expectativas de inflación serán más bajas y la gente va a estar más calmada.

-¿Qué sectores impulsarán esta recuperación?

Actualmente estamos observando algunos sectores con buen desempeño en las exportaciones, pequeños rubros que están mostrando mejores registros, como las economías regionales (industria vitivinícola, frutas), al igual que también está teniendo mucho impulso el petróleo, donde las inversiones vienen muy bien y la producción es cada vez mayor.

Es importante destacar que ya hubo cambios en la economía, donde muchos sectores exportadores están más acomodados que antes con la mejora del tipo de cambio.

En cambio, otros están muy afectados con la caída del consumo, tales son los casos de la industria automotriz y las fábricas vinculadas a los cordones de las urbes del Conurbano, como textiles y electrodomésticos. No creo que puedan recuperar su nivel de ventas en este nuevo escenario.

-Buenos Aires es clave para el resultado de la elección presidencial, ¿cómo puede afectar que la situación económica en el Conurbano esté tan complicada?

Está todo enredado, porque no se estima que tenga el fuerte crecimiento económico que necesita, y esto se ve en el riesgo país que se mantiene elevado por el “peligro”, que es bajo pero se mantiene latente, de que un partido político antimercado pueda volver. Ahí está ubicada Cristina. Y si esto se lo vincula a la situación del país, donde se observa que en los lugares donde es más fuerte ella es justamente donde peor está la economía. Allí los intendentes piden a gritos que sea la candidata.

-En ese contexto, ¿piensa que Cristina puede presentarse como candidata a Presidente?

Creo que Cristina va a presentarse, es políticamente muy competitiva. Es muy difícil encontrar en Argentina un candidato que tenga el piso de votos tan alto que posee ella, por más que su techo sea bajo. Igual no creo que pueda ganar las elecciones, las posibilidades son bajas.

-¿Ese escenario pre-electoral le puede dar más incertidumbre a la situación económica?

Sí, este escenario no va a permitir que baje el riesgo país alto y no va a dejar que la recuperación sea mucho más fuerte. Es muy difícil ahora colocar deuda en el exterior para las empresas, al igual que tener crédito adentro del país.

Es decir, es un reflejo de lo que están mirando todos: hay un mayor riesgo en Argentina, hecho que complica un retorno normal y evita que haya fuertes inversiones. En cuanto al dólar, veo que puede presentar algún movimiento, no fuerte, pero algo se puede anticipar a las elecciones.

-¿Hay espacio para que surjan otros candidatos fuertes?

En las encuestas que hacemos, la gente no ve con malos ojos las presentaciones de Urtubey o Lavagna, pero se les presenta un agujero negro con Cristina, porque el némesis que ella misma eligió para ser su principal contrincante es Macri.

Es decir, ambos arman una especie de muralla entre las preferencias de la gente que genera que le cueste mucho a otro candidato instalarse en el medio, porque lo que plantean no lo hace ningún otro. Cristina propone una forma de Gobierno muy particular, que ya vivimos, y eso también moviliza mucho a la gente, tanto a favor como en contra. Y el mejor representante opuesto es Mauricio Macri.

Ahora creo que los dos están en un empate técnico, pero si la situación económica empieza a mejorar Macri va a llegar con un mejor margen hacia la elección. Nuestro escenario base es que puede llegar a ser reelecto, pero puede haber otro candidato dentro de Cambiemos, como fuerte diferenciador del peronismo kirchnerista.

-¿Cómo impactó la imagen de Macri luego de este mal año económico?

En el año hubo fuerte depreciación, sequía, inflación de 50%, caída del salario real, tasas de interés de hasta 70%, FMI, entre otras cosas. En este contexto, pocos imaginábamos que se podía sostener Macri con un 30% de imagen positiva. De hecho, es difícil encontrar un candidato presidencial que tenga este porcentaje elevado de imagen positiva en el mundo, y Macri todavía lo tiene. Por eso nos mantenemos relativamente positivos con la reelección oficialista.

-¿Por qué piensa que esto todavía ocurre en medio de tantas noticias negativas?

Creo que es porque Cristina está todavía ahí y tiene un núcleo muy duro. Y no sólo ella, sino porque están en el escenario institucional otras personas con peor imagen, como por ejemplo los sindicalistas, que piden que Macri se vaya del gobierno.

-Igual en la calle se nota cierto descontento con el Gobierno…

Exacto, pero después sale Cristina con Kicillof y la gente se acuerda de lo vivido antes. De hecho, Macri y Cambiemos sufren más en su imagen cuando Cristina está callada. Cuando empieza a hablar o a pegarle los opositores, el Presidente muestra más fortaleza.

-¿Y si Cristina no se presenta?

Seguro algún candidato va a ir en búsqueda de esos votos, pero lo veo difícil que ocurra, no creo que Cristina quiera perder ese enorme caudal de votos que es muy poderoso. Además, debe 

renovar importantes bancas, entre ellas las ocupadas por su familia (Máximo) y por gente de su riñón más cercano. Por eso ellos también le van a pedir que se presente.

Como todo político, primero le interesa en tener el poder y después verá. No creo que quiera perderlo por ella y por la parte judicial que la afecta.

-Uno de los grandes temas de la economía es saber cómo se recupera competitividad para salir de la crisis sin apelar a ajustar al dólar, para no caer en estas crisis cíclicas…

El Gobierno está con el discurso que el principal escollo para la economía es la oposición, lo cual es cierto y se ve objetivamente en el riesgo país. Pero después de eso también se ve muy difícil que se cumpla el programa establecido con el FMI de que se crezca 3,5%. Creo que nos falta una enorme cantidad de reformas para que se cumpla, como la fiscal, laboral, previsional e impositiva. Los países de la región nos siguen superando de una manera muy increíble en ello.

Otra cosa muy importante para Argentina es incrementar el ahorro interno. Somos un país que no ahorra, sino que consume más de lo que produce, y por ende vivimos constantemente crisis porque salimos a depender del ahorro externo o a emitir moneda para intentar tapar los problemas que tenemos de forma violenta. No podemos salir de ese ciclo.

-¿Qué le críticas al Gobierno?

La principal crítica que le hago al Gobierno es que es demasiado optimista en el crecimiento de largo plazo con las medidas ya implementadas, sustentada en que si crecemos se solucionan todos los problemas. Creo que hay que impulsar todas las reformas posibles para crecer, y para eso hay que trabajar muy fuerte.

-Para estas reformas se necesita un largo plazo, pero el problema es que los políticos ven el corto plazo…

Claro, hay costos políticos que se pueden enfrentar al utilizar palabras que acá son prohibidas, como “reforma” y “flexibilización laboral”. Pero, por ejemplo, en Brasil ya se está viendo los frutos de las medidas tomadas. En el largo plazo todo podemos salir beneficiados. Obviamente que a un político no le trae muchos beneficios, pero debe hacerlo.

-¿El acuerdo con el Fondo ata al Gobierno?

El programa con el Fondo si bien nos permite surfear un periodo de incertidumbre de riesgo país que nos impide seguir colocando deuda, genera una gran pared en el período que hay que empezar a devolver el préstamo, por 2021/2022.

Es muy difícil que realmente se pueda cumplir este acuerdo. La única forma que podríamos llegar a lograrlo con el programa tal cual está hecho que es que tengamos el ahorro que tienen los alemanes, que sabemos que no va a ocurrir. Entonces, es probable que se termine renegociando la deuda con el organismo, porque no hay forma de colocar de golpe toda la cantidad de dinero a devolver.

-¿Qué aspectos positivos y negativos tiene esto?

Lo malo es que hay que vivir con el fondo Monetario por un buen tiempo, aunque también es lo bueno, porque va a exigir reformas cada vez más profundas que se deberían hacer, por eso es positivo eso. El FMI está muy comprometido con Argentina.

-¿Estamos complicados como país?

Sí, pero el programa del Fondo, en base a lo que se podía esperar, fue muy positivo. Lo bueno es que vamos a tener el apoyo de técnicos que tienen gran experiencia en modelos aplicados en otros países emergentes para tener mejores resultados de crecimiento. Eso es positivo y da más tranquilidad a los inversores.-

 

 

 

 

Fuente: iprofesional

COMPARTIR:

Comentarios