Domingo 23 de Enero de 2022

  • 27.1º

27.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

ARTE

13 de diciembre de 2018

Olafur Eliasson y una performance urgente

La capa de hielo de Groenlandia se acumuló durante millones de años de nevadas.

Tocá, olé y sentí el hielo en el Tate Modern. Que el desastre abstracto del cambio climático sea tangible, personal e inmediato.

A partir de hoy, inmensos bloques de hielo, recolectados como icebergs flotantes de un fiordo a las afueras de Nuuk, Groenlandia, se ubican en Londres, afuera del Tate Modern y afuera de la sede europea de Bloomberg. Muy lejos de su casa. La iniciativa se llama Ice Watch London.

Y es que para todos resulta algo tan abstracto el tema del cambio climático. Nos dicen que se derriten los glaciares, pero pasamos de hoja, tenemos temas más urgentes que nos golpean en la cara exigiendo nuestra atención. Por eso, el prestigiosísimo artista Olafur Eliasson, se tomó el trabajo de trasladar un poco de las consecuencias de ese cambio climático, para que también tropecemos con el.

Cada bloque de hielo pesa entre 1,5 y 5 toneladas. Fueron sacados del fiordo de Nuuk Kangerlua, y ya se habían desprendido de la capa de hielo y se estaban derritiendo en el océano. La capa de hielo de Groenlandia pierde 10.000 bloques de hielo por segundo durante todo el año. La pesca de estos bloques de hielo desde el mar no afectó la cantidad de hielo en Groenlandia.

Olafur está poniendo al arte al servicio de la humanidad, y dando conferencias y replicando su mensaje en redes: ¨No tenemos las edades exactas de los bloques de hielo, pero se separaron de la capa de hielo de Groenlandia, que tardó millones de años en formarse. La capa de hielo de Groenlandia se acumuló durante millones de años de nevadas, pero los glaciares se están moviendo constantemente como resultado de su inmenso peso. En los bordes del glaciar, bloques de hielo se desprenden de la capa de hielo y caen al mar, donde se derriten y contribuyen al aumento del nivel del mar. Este proceso es acelerado por el calentamiento global.¨

Además está generando reuniones de líderes de negocios, política, moda y arte para generar debates sobre la pesca excesiva, el calentamiento global, ir más allá del carbón y el papel fundamental que desempeñan los negocios y la industria. Las empresas tecnológicas pueden jugar para impulsar la acción.

Y sobre todo, es importante comunicar que todos podemos hacer algo. Ciudadanos de todo el mundo están demandando a sus gobiernos por el cambio climático. ¿Sabías que es posible emprender acciones legales para combatir el calentamiento global? Los ciudadanos europeos han estado haciendo precisamente eso, y los jóvenes en los Estados Unidos también han ganado el derecho de demandar a su gobierno por la acción climática fallida. Estados Unidos es el segundo emisor de gases de efecto invernadero más grande del mundo, después de China. Y en Argentina, ¿estamos controlando qué hace nuestro gobierno?

COMPARTIR:

Comentarios