La protesta masiva de los enfermeros es en reclamo a la precarización laboral dispuesta por el Gobierno de la Ciudad, transformándolos y categorizándolos como empleados administrativos.

Los enfermeros se movilizan en multitud esta tarde desde el Congreso a Plaza de Mayo para rechazar, en concordancia con el Día de la Enfermería, la nueva ley que regula a los profesionales de la salud pública, sancionada el pasado 1 de noviembre por la Legislatura porteña.

La protesta masiva de los enfermeros es en reclamo a la precarización laboral dispuesta por el Gobierno de la Ciudad,  transformándolos y categorizándolos como empleados administrativos, sin embargo éstos rechazaron la decisión del Ejecutivo al grito de “somos profesionales” en medio de la manifestación.

La marcha del centro porteño se realiza bajo la consigna "sin enfermería no hay salud" y la fecha clave corresponde al Día de la Enfermería nuestro país. Además, la medida de fuerza estará acompañada por trabajadores de hospitales públicos en varias provincias, y en la Ciudad tendrá el apoyo de los profesionales de los 34 hospitales porteños, incluido el Garrahan, donde hace más de siete años que no se registra una medida similar.

Pero, ¿de qué se trata la iniciativa votada por el macrismo y sus aliados en la Legislatura porteña? La ley, sancionada a principio de mes –que contó con 36 votos a favor y 19 en contra- modifica la ordenanza 41.455, que regía desde el año 1986. Por lo tanto, la reforma normativa desconoce a los Licenciados en Enfermería, Licenciados en Instrumentación Quirúrgica, y los Licenciados en Bio-imágenes, como profesionales de la salud y solo los contempla como personal técnico-administrativo.

La realidad es que desde hace un tiempo, los enfermeros exigen al Estado ser reconocidos como profesionales, lo que implicaría un aumento salarial -aproximadamente un 30 por ciento de diferencia- una jornada laboral más corta -de un mínimo de 30 horas semanales a 24- y beneficios como licencia por estrés, entre otros.

"Nos dicen que somos la columna vertebral del sistema de salud, pero no somos reconocidos como tales", se quejó Alejandro Miranda, presidente de la Asociación de Enfermería de la Capital Federal, al hablar de la polémica ley que opera modificaciones sustanciales en el régimen laboral que regula las relaciones entre el Estado porteño y sus Profesionales de la Salud.

"De los más de 9000 trabajadores que cumplen tareas de enfermería en los hospitales públicos porteños, hay 3200 licenciados en Enfermería, y otros tantos que con mucho esfuerzo cursan, mientras trabajan, el tramo profesional", precisó al respecto Miranda.

 

 

 

Compartir

Comentarios