Miércoles 20 de Octubre de 2021

  • 15.5º

15.5°

Despejado

13 de noviembre de 2018

Se profundiza la recesión: ya es 39% la capacidad ociosa en las industrias

Surge al analizar la utilización de la capacidad instalada en empresas, que se ubicó en 61,1% en septiembre, según INDEC. Un dato inferior al mes pasado

Según los últimos datos publicados por el INDEC este martes, la utilización de la capacidad instalada en las industrias se ubicó en el 61,1% en septiembre, un nivel inferior al registrado en el mismo mes del año anterior (66,3%). Es decir, subío al 39% la estructura ociosa de las empresas.

Además, cayó 1,9 puntos porcentuales respecto a los datos registrados el mes anterior (agosto), donde el nivel productivo empleado por las compañías fue del 63%.

Los rubros más golpeados fueron el automotriz, el textil y el de alimentos y bebidas.

Las ramas sectoriales que presentaron en septiembre pasado los niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general fueron: industrias metálicas básicas (84,3%), refinación del petróleo (75,7%) y productos minerales no metálicos (74,1%).

También tuvieron buen desempeño papel y cartón (73,8%), productos del tabaco (66,5%) y sustancias y productos químicos (63,2%).

En cambio, los rubros que se ubicaron por debajo del nivel general de la industria fueron: productos alimenticios y bebidas (59,4%), productos de caucho y plástico (52,4%), y edición e impresión (50,7%).

A ellos les siguieron los productos textiles (49,1%), la industria metalmecánica (excepto automotores), con el  46%; y la industria automotriz (44,8%).

El informe de utilización de la capacidad instalada en la industria (UCII) mide la proporción utilizada de la totalidad de la estructura de cada rama fabril.

Según detalla el INDEC, para su cálculo se tiene en cuenta cuál es, efectivamente, la producción máxima que cada sector puede obtener con la capacidad instalada actual.

“Se consideran criterios técnicos, como el aprovechamiento potencial de las plantas productivas en el caso de emplearse el máximo de turnos posibles y las paradas necesarias para el mantenimiento apropiado de dicha capacidad”, describe.

El golpe de la crisis económica en la producción es diverso y esto se refleja en cada sector industrial.

-En alimentos y bebidas la utilización de la capacidad instalada fue de 59,4% en septiembre, inferior al del mismo mes de 2017 (63,8%).

“La caída en el nivel de utilización de la capacidad instalada se origina, fundamentalmente, en las bajas de la elaboración de bebidas y de la molienda de cereales y oleaginosas”, detalla el informe del INDEC.

-En el caso de las bebidas, acota, la disminución de la utilización de la capacidad instalada se vincula con el menor nivel de actividad de los segmentos de aguas y sodas, cerveza y bebidas gaseosas.

-Respecto a los productos del tabaco la utilización de la capacidad instalada fue de 66,5% en septiembre, menor al de igual mes de 2017 (77,3%), como consecuencia de la caída en la producción de cigarrillos.

-Asimismo, en el séptimo mes del año el bloque de productos textiles presentó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 49,1%, inferior al registrado en el mismo período de 2017 (68,3%), debido a la menor actividad en la fabricación de hilados de algodón, tejidos planos y de punto.

-La industria del papel y cartón tuvo en el mismo mes de referencia presenta un UCII de 73,8%, bastante inferior al de septiembre de 2017 (82,5%), a partir de la caída en la producción de papel para envases y embalajes y papel para usos sanitarios.

-En tanto, por el lado de la edición e impresión tuvo en septiembre un nivel de utilización de la capacidad instalada de 50,7%, inferior al del mismo lapso del año pasado (63,0%), como consecuencia de la retracción de la demanda interna de distintos segmentos, como la industria de alimentos y bebidas, la actividad de la construcción, la actividad publicitaria, entre otros.

-La refinación del petróleo registró en el séptimo mes del año el empleo de su estructura  de 75,7%, inferior al de septiembre de 2017 (85,7%), como consecuencia de la realización de paradas de planta que afectaron el nivel de procesamiento de petróleo crudo.

-El bloque de sustancias y productos químicos presentó un nivel de utilización de la capacidad instalada de 63,2% en el mes relevado, inferior al informado en septiembre del año anterior (64%) como consecuencia principalmente de las caídas registradas en las producciones de detergentes y jabones, materias primas plásticas y productos químicos básicos.

-Los artículos de caucho y plástico mostraron una utilización de la capacidad instalada de 52,4% en septiembre, inferior al registrado al mismo mes en 2017 (56,9%), como consecuencia de la menor elaboración de neumáticos y de manufacturas de plástico.

-Los productos minerales no metálicos registraron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 74,1% en el lapso relevado, inferior al de septiembre de 2017 (74,7%), como consecuencia principal de la menor producción de cemento y de vidrio para envases.

-Las industrias metálicas básicas indicaron un nivel de utilización de la capacidad instalada de 84,3% en el séptimo mes, superior al registrado en el mismo período del año pasado (81%), vinculado a los crecimientos de la generación de acero crudo y de aluminio primario.

-La industria automotriz reflejó en septiembre un nivel de utilización de la capacidad instalada de 44,8%, inferior al del año pasado (57,1%).

“La menor producción de vehículos automotores se origina en la caída de las ventas al mercado interno”, sentencia el INDEC.

-La industria metalmecánica, excepto automotores,  utilizó apenas 46% de su capacidad, inferior al dato de septiembre de 2017 (54,7%).

El motivo fundamental de esta baja fue la disminución de los niveles de producción de tractores, cosechadoras, sembradoras e implementos agrícolas, de la menor elaboración de distintos segmentos de línea blanca y de la caída de la actividad de la construcción.-

 

 

 

Fuente: iprofesional

 

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios