Lunes 30 de Enero de 2023

  • 21.5º

21.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

SOCIEDAD

28 de diciembre de 2022

Consejos para enfriar rápido y bien las bebidas para la fiesta de fin de año

Desde el congelamiento hasta la alteración del sabor, enfriar bebidas es un proceso que si no se logra correctamente puede derivar en decepciones.

Cómo enfriar las bebidas lo más rápidamente es algo que nos preguntamos a menudo, sobre todo en épocas de fiestas. Sin embargo, no hay que olvidarnos de que cada bebida tiene su temperatura optima para no cambiar la consistencia y el sabor en el proceso.

Según la teoría el vino debería enfriarse en una cava especial programada según la temperatura que detalle cada contra etiqueta. El promedio para los tintos son los 15 grados, 10 para los blancos y 7 para los espumantes.

La opción más conveniente, si no contamos con el electrodoméstico, es disponerlos en la parte media de la heladera, una o dos horas antes de beberlos, dependiendo de si son tintos, blancos o espumantes.

Poner un vino directamente el en freezer no es una buena idea, primero, porque no todas las variedades requieren la misma temperatura para su consumo.

Segundo, si nos excedemos en el enfriamiento se acentuarán los sabores ácidos y se anularán sus aromas. Está comprobado que llevados a 4 grados, todos, absolutamente todos los vinos, huelen y saben igual.

Cabe aclarar que usar hielo altera al 100 por ciento los porcentajes y causa un efecto diluyente que altera completamente su cuerpo, aroma, color y sabor.

En el caso de la cerveza, el mayor riesgo de ponerla en el freezer está en que puede explotar. Esta bebida se compone en un 95% por agua. Al congelarse, el tamaño del líquido se expande y puede llegar a romper la botella que la contiene.

Una vez congelada, suponiendo que no llegó a explotar, se altera su composición y, por lo tanto, su sabor y calidad.

El poco porcentaje de alcohol que compone a la cerveza tarda más tiempo en alcanzar el punto de congelación por lo que, en el freezer, ambos componentes se separan y el gas carbónico que le aporta esas burbujas inconfundibles se pierde. Por lo tanto no sólo puede tener menos sabor sino que, aparte, puede no tener gas.

Poner en un recipiente metálico agua fría, cubos de hielo y tres o cuatro cucharadas de sal es la manera más conveniente para lograr rapidez manteniendo la calidad.

Esta técnica logra enfriar una bebida en un promedio de 15 minutos. ¿Cómo? la sal baja la temperatura del agua congelada generando que el estado líquido y el sólido se encuentren por debajo de los cero grados en un tiempo récord.

Otra forma rápida y adecuada de enfriar bebidas son los dispositivos de termoquímica, como las bolsas de gel en las que se suelen conservar algunos medicamentos. Estas bolsas tienen la proporción justa de nitrato amónico y agua, y logran que la temperatura del líquido baje en cuestión de minutos. /La Voz

 

COMPARTIR: