Domingo 5 de Febrero de 2023

  • 22.1º

22.1°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

8 de diciembre de 2022

Kaká aseguró que en Brasil los ídolos no son respetados: “A Ronaldo se lo ve como cualquier gordo de la calle”

El ex futbolista sostuvo que en el exterior los jugadores que hicieron historia con el seleccionado sudamericano son más queridos que en su propia nación

Kaká sorprendió este jueves con sus declaraciones en la previa del enfrentamiento entre Brasil y Croacia por los cuartos de final del Mundial de Qatar al apuntar directamente contra los aficionados de su país quienes, según su mirada, no tienen el amor por sus ídolos que sí tienen los fanáticos de otros países. En este contexto puso de ejemplo a Ronaldo Nazario, una de las estrellas que se encuentra en Doha disfrutando del torneo como embajador de FIFA.

“Es extraño decir esto, pero mucha gente en Brasil no apoya a Brasil. Sé que es extraño, pero a veces sucede. Los brasileños a veces no reconocemos nuestros talentos. Si ven a Ronaldo caminando por aquí, piensan ‘wow’, porque él es algo diferente. En Brasil, es solo otro gordo caminando por la calle“, sentenció el ex futbolista del Milan durante una trasmisión de BeinSport, cadena para la que se desempeña.

El Fenómeno, campeón de los Mundiales 1994 y 2002, es considerado una de las grandes glorias del fútbol brasileño junto, aunque por debajo, de Pelé o Garrincha, y según Kaká no hay un clamor tan grande por él como sí lo hay en otros países. Incluso, el ganador del Balón de Oro 2007 sostuvo que esto es una característica de su país: “Ahora mismo mucha gente está hablando de Neymar de forma negativa”.

Además, no descartó que esto pueda deberse a sus posiciones políticas: “Es extraño, tal vez tenga algo que ver”. Ante la atenta mirada de ex futbolistas ingleses como John Terry y Gary Neville, Kaká insistió: “Veo mucho más respeto por ellos fuera del país que en Brasil” .

El Fenómeno, campeón de los Mundiales 1994 y 2002, es considerado una de las grandes glorias del fútbol brasileño junto, aunque por debajo, de Pelé o Garrincha, y según Kaká no hay un clamor tan grande por él como sí lo hay en otros países. Incluso, el ganador del Balón de Oro 2007 sostuvo que esto es una característica de su país: “Ahora mismo mucha gente está hablando de Neymar de forma negativa”.

Además, no descartó que esto pueda deberse a sus posiciones políticas: “Es extraño, tal vez tenga algo que ver”. Ante la atenta mirada de ex futbolistas ingleses como John Terry y Gary Neville, Kaká insistió: “Veo mucho más respeto por ellos fuera del país que en Brasil” .

Ronaldo surgió de las inferiores del Cruzeiro y pronto se mudó al PSV en donde fe el goleador de la liga neerlandesa en su primera temporada con 30 goles en 33 partidos. Ese año fue parte del plantel que conquistó el Mundial de Estados Unidos 1994 y en 1996 aterrizo en Barcelona, donde fue el Pichichi de la liga con 34 gritos en 37 encuentros y conquistó la Copa del Rey y la Supercopa de España. Pese a eso, el club catalán lo dejó ir y para la siguiente campaña, ya era uno de los futbolistas más queridos en Inter de Milan, su siguiente destino, en donde se consagró campeón de la Copa de la UEFA.

Para el año 2000, cuando ya era considerado como el mejor futbolista del mundo y había ganado el Balón de Oro 1997, sufrió la lesión del tendón rotuliano de la derecha que lo sacó de las canchas por un buen tiempo y dio cierre a su mejor etapa profesional. Aunque, en 2002 volvió a conquistar el mundo al consagrarse en Corea-Japón con su selección siendo parte de un generación de estrellas como Cafú, Ronaldinho, Roberto Carlos y Rivaldo, entre otros. Poco después se convirtió en un galáctico el Real Madrid, en donde ganó la Intercontinental 2002 y el Balón de Oro de aquel año.

El Fenómeno supo ganarse el cariño del público en cada club y país en el que jugó, pero no solo por su gran capacidad goleadora y su destreza en el campo de juego, sino también por su carisma, el mismo que hoy lo lleva a ser uno de los ex jugadores más solicitados en Qatar a la hora de las fotos y los autógrafos. Pero, para Kaká, la locura por Ronaldo se extiende más allá en todo el mundo y no en su tierra natal.

 

 

COMPARTIR: