Martes 6 de Diciembre de 2022

  • 32.6º

32.6°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

SECUESTRO

2 de diciembre de 2022

Un marino chileno fue secuestrado en Ecuador

Los captores exigen a la familia del militar USD 100.000. Las autoridades de ambos países investigan el caso

El cabo de la Armada chilena, Luis Toledo, de 31 años, fue secuestrado en Ecuador. Sus familiares denunciaron las extorsiones que han recibido por parte de los captores que exigen USD 100.000 para liberarlo con vida. Además de las amenazas, los familiares de Toledo han recibido videos estremecedores.

Toledo, que es de la dotación del buque escuela Esmeralda, se mudó a Ecuador en enero de este año. Según informó la Armada de Chile en un comunicado, Toledo gozaba de una licencia sin sueldo. De acuerdo con el periodista chileno Cristofer Espinoza, que sigue el caso, Toledo viajó a Ecuador para contraer matrimonio con una mujer ecuatoriana.

El medio de comunicación chileno Cooperativa indicó que la esposa de Toledo, María Verónica Guartatanga, se percató, la noche del martes, de que su esposo no había llegado a su domicilio. Empezó a llamarlo a su teléfono móvil pero estaba apagado. Salió a buscarlo, pero no lo encontró. Fue allí cuando llamó a la Policía.

“Eran las 21:00 cuando llegaba a mi domicilio y me percaté que mi esposo no se encontraba. Marqué su celular y estaba apagado. Inmediatamente, salí a buscarlo, pero no lo encontré. Me preocupé mucho y llamé a la Policía”, contó Guartatanga a la Fiscalía al momento de ingresar la denuncia por la desaparición de su esposo.

Sin embargo, en la madrugada recibió un mensaje vía WhatsApp. En el chat los captores detallaron que Toledo “tenía un serio problema, y que quería saber si lo (iba) a ayudar”.

Estos mensajes no solo llegaron a la esposa de Toledo, sino también a sus padres y hermanas. Allí los secuestradores exigieron que la familia deposite USD 100.000 para liberarlo con vida.

Junto con los mensajes, los familiares recibieron imágenes donde Toledo aparecía amarrado e incluso le habrían mutilado uno de sus dedos. Según publicó Espinoza en su cuenta de Twitter, los captores cortaron las líneas de comunicación con la familia del marino en la tarde de ayer.

Toledo habría sido secuestrado en Guayaquil o en Daule, una urbe a 52 kilómetros de la ciudad porteña.

Las autoridades chilenas ya se han pronunciado sobre el secuestro. Por ejemplo, el Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país señaló en un comunicado: “La Cancillería a través de sus Misiones diplomáticas y consulares en Ecuador ha estado en coordinación permanente con las instituciones policiales, gubernamentales y políticas pertinentes”.

De igual manera, la Armada de Chile ha anunciado la activación de sus protocolos ante la desaparición de uno de sus integrantes para “ir en ayuda y apoyo de la familia del marino desaparecido” y ha señalado que está en constante contacto con la familia del cabo Toledo.

Por su parte, el subsecretario del Ministerio de Interior de Chile, Manuel Monsalve, confirmó que el Gobierno y la policía están trabajando para rescatar con vida a Toledo.

En Ecuador, la Policía a través de la Unidad Nacional de Investigación Antisecuestros y Extorsiones (Unase), uno de los grupos de élite de la policía del país andino, realiza las diligencias necesarias para encontrar al marino chileno.

En declaraciones para la plataforma Sabes de Chile, la hermana de Toledo aseguró que desde la tarde del último miércoles están en contacto con la Policía de Ecuador.

La Fiscalía General del Estado de Ecuador indicó que inició de oficio una investigación por el presunto secuestro de un ciudadano chileno, de la Armada de Guerra de ese país, por lo que realizan diligencias relacionadas con el caso.

Además, según el periodista Espinoza, la familia de Toledo habría recibido información de que un agente de la policía civil chilena lidera las investigaciones del caso en Guayaquil.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios