Martes 6 de Diciembre de 2022

  • 32.6º

32.6°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

INTERNACIONALES

13 de octubre de 2022

La pesadilla de los bomberos de Florida se hace real: cientos de coches eléctricos arden solos

Los propios bomberos reconocen que no están muy familiarizados con lo que está pasando, pero los coches eléctricos que quedaron sumergidos por el huracán Ian han echado a arder días después

Días después del paso del huracán Ian los bomberos del estado de Florida, en los Estados Unidos, se están encontrando con un nuevo, duro y desconocido enemigo: los coches eléctricos.

Decenas de vehículos eléctricos, entre los que se encuentran modelos de Tesla pero también de otros fabricantes echan a arder de forma espontánea.

Inicialmente sumergidos

Se trata de automóviles que quedaron sumergidos en agua salada y que conforme han 'salido a la superficie' se incendian al cabo de las horas.

Tal y como confirma el director financiero y Jefe de Bomberos de Florida, Jimmy Patronis, «hay miles de coches eléctricos inutilizados por Ian. Conforme las baterías se corroen por efecto del agua salada echar a arder de manera espontánea. Los bomberos están aprendiendo sobre la marcha, no se han enfrentado nunca a algo así».

Tal y como ya se ha comprobado apagar un coche eléctrico es una tarea ardua que puede llevar horas de trabajo y miles de litros de agua. «se necesita una capacitación especial para asegurar que los incendios quedan realmente apagados.» Pues ha habido varios casos en que los coches han vuelto a arder pasadas horas.

Se trata de una reacción previsible cuando se mezcla litio con agua salada. Una reacción química conocida y que forma parte de uno de los principales inconvenientes del coche eléctrico. En los Estados Unidos se han registrado incluso incendios espontáneos de coches eléctricos ya achatarrados.

No se apagan nunca

El caso concreto de las imágenes fueron tomadas en el distrito de North Collier, con un Tesla blanco que recibe dos chorros simultáneos de agua para evitar una nueva ignición. Los bomberos llegaron a cortar el capó con una radial para acceder hasta la mecánica.

De hecho los propios bomberos han pedido a los ciudadanos con coches eléctricos que han sufrido daños en las inundaciones que los retiren de los garajes y los trasladen hasta zonas despobladas donde no haya riesgo de que ardan.

Actualmente Florida es el segundo estado en los EE.UU con más coches eléctricos circulando, 95.000 unidades, por 563.000 de California.

No han faltado las críticas por parte de voces autorizadas como Myron Ebell, director del Centro y Medioambiente del Competitive Enterprise Institute, que calificó al coche eléctrico de «Estafa. Un buen negocio para algunas personas, eso sí».

A su llegada a la presidencia, Biden habló de un 50 % del parque móvil nacional electrificado antes de 2030. De hecho su Gobierno ha llevado a cabo un programa de ayudas y créditos blandos a la compra de coches eléctricos, que actualmente suponen el 5,6 % de las ventas de automóviles en los EE.UU.

COMPARTIR:

Comentarios