Sábado 26 de Noviembre de 2022

  • 36.4º

36.4°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

POLICIALES

3 de octubre de 2022

“Bajá la moneda y lo cagamos a tiros”: el escalofriante pedido para matar a un dirigente opositor a Moyano

La justicia de Santa Fe dio a conocer la comunicación telefónica entre un preso y Juan Mateo Chulich, hombre fuerte del secretario general de Camioneros en esa provincia.

Un nuevo hecho de violencia vuelve a salpicar al gremio de Camioneros, esta vez, en la seccional de la provincia de Santa Fe. 

 En las últimas horas, la Justicia logró captar una escalofriante llamada telefónica entre presos de la cárcel de Piñero con el hombre fuerte de Hugo Moyano en la pelea por el control sindical provincial.

En la conversación le propusieron asesinar a Sergio Aladio, opositor a líder gremial y titular de la Confederación local.

Juan Mateo Chulich es el referente de Moyano en Santa Fe y habría contratado gente para atentar contra la vida del secretario general del Sindicato, Sergio Aladio, según la investigación judicial. Ellos, desde la cárcel, lo volvieron a contactar para culminar el trabajo.

La transcripción de la escucha telefónica registrada por la Fiscalía Regional 3 de Venado Tuerto grafica la gravedad de los hechos.

“Cuchame (sic). Nosotros somos los que prendimos fuego al sindicato de Aladio. ¿Ahora vos querés que lo caguemos a tiros? Tenés que bajar la moneda amigo, bajá la moneda y lo cagamos a tiros al toque, como la vez pasada. Vos sabés que bajás la moneda y lo hacemos al toque”, señala uno de los presos.

“Después hablá… Nos comunicamos bien, bajá la moneda y le hacemos lo que vos quieras, como siempre”, agrega el presidiario, a lo que Chulich le responde: “Listo, listo”.

El conflicto entre Aladio y el clan Moyano viene de larga data, desde que los seguidores del primero decidieron, asamblea mediante, desafiliarse y retirarse de la Federación de Camioneros acusando manejos espurios. En el medio, hubo varios episodios de aprietes y extorsiones hacia La Confederación santafecina.

Así, el moyanismo santafesino creó un sindicato paralelo y, junto a la empresa OCA -a la que siempre se ha vinculado a Hugo Moyano-, se enviaron una infinidad de cartas documento a los afiliados del bando de Aladio para que se pasaran al nuevo gremio con la consecuencia de que, en caso de rechazo, perderían las prestaciones sociales. A eso le siguió la orden de ir a prender fuego la sede sindical de Santa Fe.

Por si fuera poco, hubo otro impactante antecedente: el exsecretario general de la seccional santafesina de Camioneros, Abel Beroiz, fue asesinado por encargo y sus autores tanto materiales como ideológicos se encuentran hoy condenados.

 

COMPARTIR:

Comentarios