Martes 6 de Diciembre de 2022

  • 30.7º

30.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

AUTOS

27 de septiembre de 2022

Apareció sin dos ruedas la Flecha de Plata de Fangio y se hizo viral por un supuesto robo

Corrió el rumor de que las habían robado por la falta de neumáticos. Los encargados de la réplica le contaron a TN Autos qué fue lo que ocurrió.

Una réplica de la Flecha de Plata de Juan Manuel Fangio apareció en las últimas horas sin las dos ruedas delanteras y en las redes sociales se hizo fuerte un rumor: las robaron por la crisis que atraviesa el sector de neumáticos.

Consultados por TN Autos, miembros del Museo Fangio aseguraron que no se trató de un robo, sino que “están siendo reparadas” por los reiterados sucesos vandálicos que sufre este homenaje al quíntuple campeón mundial.

La maqueta, que rememora al famoso auto de Fórmula 1 del “Chueco”, está ubicada en la intersección de la ruta nacional 2 y la ruta provincial 55, en el partido de Mar Chiquita. Al estar al alcance del público en todo momento, es víctima de daños frecuentemente.

Las ruedas habían sido dañadas por un conjunto de personas no identificadas y los encargados de la réplica las sacaron para reparar. El dato clave es que son de plástico y, por ende, no servirían para ningún vehículo. Así, se cae la teoría del supuesto robo.

La reparación de las ruedas está casi terminada. Se supone que en los próximos días podremos disfrutar del homenaje completo nuevamente. Desde el Museo Fangio reconocieron estar analizando cómo ponerlas otra vez para evitar que las vuelvan a romper.

La historia de la Flecha de Plata

Corría el inicio de la temporada 1954 de Fórmula 1. Fangio ya tenía un campeonato mundial con Alfa Romeo y, como Mercedes Benz todavía no le había terminado el auto especial que le estaba preparando, el piloto de Balcarce comenzó la temporada con un Maserati.

Con el auto italiano ganó dos carreras, una de ellas en Buenos Aires, el Gran Premio de la Argentina. La otra fue en el circuito Spa-Francorchamps (Bélgica). A mitad de año firmó contrato con Mercedes Benz, que le entregó para correr la célebre Flecha de Plata. Y con ese auto continuó su racha imparable hacia lo que fue su segundo campeonato mundial.

Ganó los Grandes Premios de Francia (Reims), Alemania (Nürburgring), Suiza (Berna) e Italia (Monza). Una estadística impresionante: de las nueve carreras de esa temporada, Fangio se impuso en seis.

En 1955, nuevamente sobre la Flecha de Plata (un Mercedes Benz W196), el paso de Fangio fue firme y arrollador, en un campeonato mundial que sufrió una modificación en el calendario debido al denominado “desastre de Le Mans”, una tragedia que se cobró la vida del piloto francés Pierre Levegh y de 83 espectadores, cuando su auto literalmente voló tras un choque y explotó sobre la tribuna.

Por eso, el campeonato finalmente tuvo sólo siete carreras (originalmente iban a ser 11) de las cuales Fangio obtuvo cuatro: el GP de la Argentina (Buenos Aires), de Bélgica (Spa-Francorchamps), de Holanda (Zandvoort) y de Italia (Monza). La sensación era que podía haber rivales que le pelearan, pero el piloto argentino estaba un escalón por encima de todos.

Como Mercedes Benz decidió retirarse de la Fórmula 1, el mejor corredor del mundo se quedó sin escudería y terminó firmando contrato con Ferrari en 1956, año en el que consiguió su cuarto título mundial. El quinto lo ganó un año después, otra vez con Maserati./tn

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios