Jueves 29 de Septiembre de 2022

  • 12.5º

12.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

REALEZA

14 de septiembre de 2022

La furia de los 100 empleados de Carlos III despedidos durante la misa por Isabel II

El flamante rey Carlos III quedó en el centro de la polémica luego de anunciar la desvinculación de un centenar de empleados que cumplían funciones en la residencia Clarence House.

El inicio del reinado de Carlos III tras la muerte de su madre Isabel II quedó empañado por el sorpresivo despido de casi un centenar de trabajadores de la residencia del hasta ahora príncipe de Gales.

Según informaron medios británicos, varias decenas de empleados del rey habrían recibido un anuncio de desvinculación durante la misa que se llevó a cabo por Isabel en Edimburgo, Escocia.

Como era de esperar, las notificaciones de posible desempelo de personas que trabajaron para la corona por décadas desencadenaron la furia de los damnificados.

Además del desafortunado timing, la noticia surgió cuando ese mismo personal estaba realizando la mudanza desde la residencia londinense de Clarence House, donde vivía Carlos, al Palacio de Buckingham.

De acuerdo a lo comunicado por The Guardian, las personas que se quedarían sin trabajo son secretarios privados de la realeza, el equipo de comunicaciones, la oficina de finanzas y el personal doméstico.

El inesperado anuncio fue realizado por la mano derecha del flamante soberano, Clive Alderton, que redactó una misiva en la que anoticiaba al personal de la decisión real.

“Todos están absolutamente furiosos, incluidas las secretarias privadas y el equipo con más experiencia. Todo el personal ha estado trabajando hasta tarde todas las noches desde el jueves (el día que murió Isabel II) para encontrarse con esto. La gente estaba visiblemente conmocionada por eso”, señaló una fuente no revelada a The Guardian.

Carlos III ya había quedado envuelto en una polémica al viralizarse un video en el que gesticulaba fastidioso contra sus empleados al firmar un documento.

En las imágenes puede verse cómo se le desencaja el gesto mientras le pide a uno de sus servidores que corra un tintero para poder hacerle espacio para estampar su firma en el escrito. Otro video similar apareció en las últimas horas en las que el rey se mancha con tinta y vuelve a insultar.

COMPARTIR:

Comentarios