Jueves 29 de Septiembre de 2022

  • 12.5º

12.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

SOCIEDAD

13 de septiembre de 2022

La ex piquetera Nina Pelozo hizo un profundo cambio en su vida

La mujer, quien fuera pareja de Raúl Castells, estudió profesorado de Biología y desde 2011 ejerce como docente. "Tenía que cambiar. Era empleada doméstica en negro y quería tener conocimiento, capacitarme y ser alguien", cont{o

En el 2000 Nina Pelozo irrumpió en la opinión pública por su perfil combativo cuando su marido Raúl Castells era el máximo referente de las movilizaciones sociales, y desde ese espacio se convirtió en una mujer conocida en los medios. Luego elevó su perfil en 2007, cuando tomó la decisión de sumarse al Bailando por un sueño, programa conducido por Marcelo Tinelli, y desde allí tuvo gran impacto mediático, ya que mostró la historia de una militante social. ¿Qué es de la vida de ella en la actualidad? Estudió Biología, se recibió en 2011 y desde entonces ejerce como profesora.

"Tenía que cambiar. Era empleada doméstica en negro y el día de mañana quería tener una jubilación. Quería tener conocimiento, capacitarme y ser alguien. Me acuerdo que me decían 'Ya sos Nina Pelozo', pero yo quería ser alguien, tener un título que nadie me saque”, describió Pelozo durante una reciente entrevista.

Claro que una vez graduada como profesora era previsible que la vincularan a su etapa de piquetera como así a su paso por el programa televisivo. Esa historia se instaló en las aulas en un principio: “Cuando me fui a presentar el primer día, dicen ‘la profesora de Biología’ y los pibes decían ‘esta es la que hace piquetes’, ‘profe, vamos a hacer piquetes juntos’... Después me relajé”, confió.

Con respecto a su comportamiento en esta faceta de la enseñanza, durante la entrevista que le concedió al diario La Nación Nina se definió: “No soy brava como profesora. No tengo paciencia con los chicos, pero con los alumnos sí. Nadie lo cree, pero es así”.

No obstante, y fiel a su espíritu combativo, también se quejó de las deducciones: “Trabajo 22 horas por semana. Si tomo más horas, Afip me saca más y cobro lo mismo”.

Si bien su perfil como militante social pudo haberla llevado a elegir un profesorado en otras materias, Nina Pelozo explicó los motivos por los que eligió la biología: “Yo vengo del campo, siempre me gustó el medioambiente, los seres vivos, la siembra. También estoy con salud y adolescencia, doy la parte de ESI que es de lo que más me gusta porque ayudamos mucho a los chicos”.

Nina Pelozo hace una década que se separó de Raúl Castells y tras recibirse de profesora en 2011 comenzó a dar clases de biología, lo que continúa como su ocupación actual.

COMPARTIR:

Comentarios