López habló el viernes seis horas frente al fiscal Carlos Stornelli y sus afirmaciones impactan de lleno sobre Néstor y Cristina Kirchner, ex gobernadores y empresarios vinculados durante 12 años al mayor entramado de corrupción de la historia argentina.

El ex secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, nuevo arrepentido en la causa de los cuadernos de las coimas, hizo importantes revelaciones sobre la corrupción en Tucumán durante las tres gestiones de José Alperovich.

Tucumán, su provincia natal, fue elegida por López para facturar el mayor volumen de obras públicas, que en muchos casos no se hicieron o se hicieron mal. También están bajo estudio judicial múltiples y oscuros manejos de fondos, como por ejemplo millonarios subsidios a los clubes Atlético y San Martín, que fueron gestionados por el mismo Alperovich, pero que no habrían ingresado en su totalidad a esas entidades.

A cambio del dispendio de recursos y prebendas junto Alperovich, López fue avanzando políticamente en Tucumán y hasta consiguió convertirse en candidato a gobernador, con el apoyo de la entonces senadora Beatriz Rojkés, e importantes empresarios de la provincia, como Jorge Rocchia Ferro, Caty Lonac, Pedro Omodeo y Héctor Viñuales.

 

Solo, aislado y Sin visitas 

 

Así transcurrió las últimas 48 horas el ex funcionario de Néstor y Cristina Kirchner que manejó la obra pública durante doce años. Señalado por empresarios de la construcción como uno de los responsables de exigirles a las compañías entre el 10 al 20% del monto total de los contratos adjudicados, se quebró y aportó una de las confesiones más relevantes para la causa se los cuadernos de la corrupción.

Por primera vez después de dos años José López no pasó la noche en el pabellón 6 del penal de Ezeiza donde se encontraba detenido por enriquecimiento ilícito. Allí contaba con su celda individual, pero tenía espacios en común y tareas que compartía con otros presos que integran el IRIC, el programa para presos por corrupción.

Se encuentra  en un centros de detención que ya no es el penitenciario Federal de Ezeiza. “No está en un domicilio particular ni en una vivienda cómo se creía al principio sino que es un centro de detención diferente al que se encontraba hasta hace pocos días”, indicaron fuentes oficiales.

 

Asi funcionaba el sistema de cartelizacion de la obra publica K

 

Fue justamente el ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción quien al convertirse en “arrepentido”, desnudó un “sistema de cartelización de la obra pública” instaurado por De Vido.

Las empresas se ponían de acuerdo en cómo ofertar ante una licitación y allí decidían quién ganaba. Después, la firma adjudicataria acordaba con los ex funcionarios de Planificación Federal “cómo se pagaba” del 10% al 20% de adelantos financieros, que volvían casi completos a los funcionarios en modo coima. Este “sistema funcionaba sin importar quién ganara”, indicó Wagner. López no pudo negar el funcionamiento de esta maquinaria que alcanzaba a las obras de ingeniería civil y a las que se volcó un presupuesto multimillonario durante el gobierno kirchnerista.

 

 

Fuente: Clarin

 

Compartir

Comentarios