Con la suspensión del llamado "fondo sojero", se traslada el ajuste a las provincias. La medida generó fuerte rechazo de la dirigencia rural.

El gobierno publicó en el Boletín Oficial una serie de medidas para lograr un ahorro fiscal de 65.500 millones de pesos durante este año y el próximo, y entre ellas suspendió por 6 meses la baja de las retenciones para aceites y harinas de soja, que generó el rechazo de la dirigencia rural.

Además, se elimina el Fondo Federal Solidario, también conocido como "fondo sojero" a través del cual se transfería a provincias y municipios el 30% de la recaudación de los derechos de exportación a la soja. En medio del ajuste fiscal puesto en marcha con el tutelaje del

Fondo Monetario Internacional

(FMI), el gobierno anunció la eliminación a través de un decreto de necesidad y urgencia del presidente

Mauricio Macri

. Con esta decisión, el ahorro fiscal para la Nación es de 8.500 millones de pesos en 2018 y de 26.500 millones de pesos en 2019.

El fondo había sido creado en 2009, durante la guerra del kirchnerismo con el sector rural, cuando "las provincias recibían la cuarta parte de la recaudación de impuestos nacionales", indicó el Ministerio de Hacienda en un comunicado.

Desde el Ejecutivo aseguraron que ahora las provincias "han pasado a recibir un tercio de los recursos nacionales y continuarán aumentando su participación en los próximos años, lo cual torna innecesaria la continuidad de este mecanismo de compensación. La reducción de los reintegros a la exportación, que se deduce de recaudación coparticipable, compensa parcialmente la pérdida de ingresos".
 

Temor por las obras

El dinero estaba enfocado en mejorar la infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial, tanto en ámbitos urbanos como en los rurales, de modo de incidir significativamente en la calidad de vida de la población. No bien se oficializó la medida, aparecieron voces críticas de la decisión, mientras crecía la preocupación entre gobernadores e intendentes por las obras públicas comprometidas a dichos montos.

Las críticas llegaron también al Ejecutivo desde el Congreso, donde tanto kirchneristas como peronistas cuestionaron el traslado del ajuste a provincias y municipios. Desde el Bloque Justicialista, el diputado Diego Bossio también rechazó la medida y advirtió que "el gobierno profundiza el ajuste a costa de las provincias, la industria nacional y el desarrollo humano y económico de todos los argentinos". "El gobierno sigue tomando medidas unilaterales que afectan a las provincias, a los municipios y a las economías regionales", enfatizó.

Compartir

Comentarios