Domingo 23 de Enero de 2022

  • 21.7º

21.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

MUNDO

30 de diciembre de 2021

Terrible historia del médico chino que lanzó la primera alerta sobre el Covid

Li Wenliang, el oftalmólogo que vio el diagnóstico de 7 casos que padecían los mismos síntomas del SARS.

Este jueves 30 de diciembre se cumplen dos años del alerta difundido por el médico chino que anticipó el brote de coronavirus. Se trata de Li Wenliang, el oftalmólogo que vio el diagnóstico de 7 casos que padecían los mismos síntomas del SARS, el mismo virus que había matado a 800 personas en 2003, y decidió dar aviso a colegas y familiares.

Al enterarse el régimen chino lo acusó de “propagar rumores” y fue censurado. Un mes después, se contagió del virus y murió.

Li Wenliang era un médico de nacionalidad china que tenía 34 años cuando empezó el brote de covid-19. Era oftalmólogo del Hospital de Wuhan -el epicentro de la pandemia- y fue uno de los primeros en advertir sobre los primeros casos de coronavirus.

Estaba casado, tenía un hijo de cuatro años y uno que estaba por nacer. Se infectó de coronavirus y murió antes de conocer a su segundo hijo.

Las coincidencias que preocuparon al médico

Corrían los últimos días de diciembre, cuando Wenliang encontró en el hospital donde trabajaba el diagnóstico de 7 personas que portaban síntomas similares al SARS (síndrome respiratorio agudo severo). Esa no era la única coincidencia: se dieron cuenta de que las personas trabajaban en el famoso y tan transitado mercado de pescados y mariscos Huanan, en Wuhan.

El biólogo hongkonés Kwok-Yung Yuen visitó el lugar y notó que se vendían todo tipo de animales salvajes. También señaló que estaba todo sucio con haces de animales. Meses más tarde, Huanan sería identificado como el lugar donde la infección se transmitió al ser humano.

Los pacientes fueron aislados y puestos en cuarentena. Este hecho despertó la sospecha del médico, que recordó la epidemia en el 2003 por el SARS. El mismo día a través de WeChat, la mensajería instantánea utilizada en China, envío un mensaje a colegas y conocidos que alertaba sobre el posible brote.

También, recomendaba que utilicen ropa protectora para evitar los contagios. En el mensaje incluía una tomografía que daba cuenta del estado de los pacientes. Este mensaje se viralizó y la captura de pantalla que contenía el nombre de Li llegó a miles de personas, incluso al Gobierno chino.

Una vez que se difundió la advertencia por todo el país, el oftalmólogo fue acusado por el régimen chino de “propagar rumores” que perturbaron “severamente el orden social”.

Funcionarios de la Oficina de Seguridad Pública lo obligaron a firmar una carta que decía que “su alerta era un rumor infundado e ilegal”. Además, le advirtieron que si seguía esparciendo ese rumor, tendría problemas en la Justicia.

Hay que recordar que en un principio, la versión de Wenliang sobre el virus fue rotundamente negada. Luego, durante las primeras semanas de enero, las autoridades afirmaban que solo aquellos que entraban en contacto con animales infectados podían contraer el virus. Una vez que la Organización Mundial de la Salud (OMS) empezó a hablar sobre una posible pandemia, el Gobierno de China tuvo que pedir disculpas.

Los médicos atendían a sus pacientes sin ningún tipo de protocolo o traje protector hasta que la OMS recomendó hacerlo para evitar los contagios. Los primeros días de enero, Li trató a una paciente que sufría glaucoma, pero ella no sabía que se había contagiado de coronavirus. Ya para el 10 de enero, el oftalmólogo manifestaba tos, fiebre y dos días después fue hospitalizado.

Un dato a tener en cuenta es que recién el 20 de enero de 2020 China declaró la emergencia ante el brote de esta enfermedad. En un posteo de Weibo, una red social similar a Twitter, contó cómo iba transitando la enfermedad. Allí, explicó que le hicieron varias pruebas para ver si se trataba de coronavirus y todas daban negativo.

En el último test finalmente le dio positivo. “Hoy me dieron el resultado de las pruebas de ácido nucleico y es positivo”, así lo confirmaba en su blog.

Todavía en el hospital, Li Wenliang fue entrevistado de manera virtual por una investigadora de The New York Times, donde sostuvo que “hubo discusiones entre colegas” por compartir la información sobre los casos o aconsejar a personas que se protejan del virus.

“Si los funcionarios hubieran divulgado antes la información referente a la epidemia, creo que todo habría sido mucho mejor”, agregó.

El joven médico falleció el 7 de febrero de 2020 y se generó todo tipo de polémica en torno al tema porque hubo varios medios que dieron la noticia el 6, mientras que el Hospital Central de Wuhan desmintió que hubiera muerto, aunque confirmó que estaba en una situación crítica. Recién el 7 confirmaron la fatal noticia, finalmente Li había muerto.

Cientos de ciudadanos realizaron una vigilia durante los días que el médico estuvo internado. Con su muerte, brindaron un homenaje en la puerta del hospital con una foto suya y flores.

Es interesante que Wenliang recordó la enfermedad viral que antecedía los casos de 2019. Sin tener el dato específico, sabía que se trataba de una cepa nueva de coronavirus que había dejado víctimas fatales en 2002 y 2003.

En 2002, en la ciudad china de Cantón se había desatado el brote de una enfermedad que se había originado en un animal y luego pasó a los humanos. Se lo llamó SARS y se propagó en 29 países. Tuvo un saldo de 8000 personas infectadas y 800 muertos. En aquel entonces, se logró contener la epidemia. /TN

 

 

COMPARTIR:

Comentarios