Martes 18 de Enero de 2022

  • 21.5º

21.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

AVANCES

20 de diciembre de 2021

En qué consiste el trastorno negativista desafiante

Es algo normal que los niños muestren cierta desobediencia a lo que mandan los padres o no se porten como deberían. Sin embargo hay casos en los que tales rabietas o desobediencia se debe a un tipo de trastorno conductual conocido como trastorno negativista desafiante (TND).

En tal caso es esencial que el niño sea tratado por un profesional ya que de los contrario el problema puede ir a peor y repercutir de manera negativa en el buen desarrollo del niño.

¿En qué consiste el trastorno negativista desafiante?

El niño que padece tal trastorno se muestra a todas horas desafiante, hostil y desobediente frente a quien tiene cierta autoridad sobre él. Tal conducta no se produce únicamente frente a los padres ya que también se muestra frente a profesores o a otras personas que tengan cierta poder autoritario. La conducta es algo habitual en el niño y debe ser diagnosticada por alguien profesional. En muchos casos el TND va acompañado de otra serie de trastornos como ocurre en el caso del TDAH.

Cómo saber si un niño sufre TND

Hay una serie de características que pueden indicar que un niño sufre este tipo de trastorno de conducta:

Se enfada con bastante frecuencia y las rabietas son continúas.

Es habitual que discuta a todas horas con personas que ejercen cierta autoridad como padres o profesores.

Busca la provocación continúa con el objetivo de sacar de las casillas a los adultos.

Buscan molestar a los adultos de una manera consciente y deliberada.

El lenguaje empleado es malsonante y va cargado de insultos.

Protesta por todo y no es nada responsable.

Tiene problemas en la escuela y los resultados académicos no son nada buenos.

El trastorno negativista desafiante y las rabietas de los niños

El gran problema de este tipo de trastorno se debe al hecho de que muchos padres pueden llegar a confundirlo con el comportamiento propio de los niños a esa edad. Sin embargo la gran diferencia está en que tal trastorno continua, a pesar de que el niño sea mayor y haya llegado a la adolescencia.

Es por ello que la labor de los padres y profesores es esencial y muy importante a la hora de identificar un determinado comportamiento como trastorno negativista desafiante. Un niño que padece este trastorno está continuamente tensando la cuerda con los adultos y poniéndolos a prueba para que pierdan los papeles.

Pautas para los padres que tienen un hijo con TND

Hay una serie de pautas o consejos que deben seguir los padres que tienen un hijo que sufre tal trastorno de conducta:

Las normas a seguir deben ser claras y concisas.

Es importante el premiar al pequeño cuando su conducta sea la correcta y la adecuada

Aunque puede resulta bastante complicado, los padres deben educar a su hijo con calma y paciencia.

Es esencial fortalecer al máximo el vínculo afectivo y aportar todo el amor posible para que el niño se sienta querido y amado.

El proceso de tratamiento de este tipo de trastorno es bastante duro y difícil por lo que no se debe optar por el castigo a la hora de recriminar las diferentes conductas.

En definitiva, nadie dijo que la educación de los hijos fuera un camino fácil. Durante la infancia son bastante normales los problemas de conducta, por lo que los padres no deben preocuparse en exceso. En el caso de que el niño sufra un trastorno como el negativista desafiante, es importante tratarlo con la ayuda de un profesional.

Se trata de una crianza mucho más difícil ya que no es nada fácil lidiar con un niño que sufre tal tipo de trastorno. Sin embargo, el padecer tal trastorno debe ayudar a que la relación padres e hijo se haga mucho más fuerte en todos los sentidos.

COMPARTIR:

Comentarios