Lunes 17 de Enero de 2022

  • 24.4º

24.4°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

RAE

18 de diciembre de 2021

La RAE asegura que la “e” del lenguaje inclusivo es ajena a la morfología del español

Como es habitual, la RAE utiliza su cuenta de Twitter para responder consultas de los usuarios. En esta ocasión se refirieron al uso del lenguaje inclusivo.

La Real Academia Española (RAE) tiene un banco de consultas en la red social del pajarito que con el tiempo se ha vuelto popular. Con el hasthag #dudaRAE podemos acceder a las preguntas más comunes de los usuarios, como el uso del lenguaje inclusivo.

En esta oportunidad, la usuaria Sor Ether comenzó con una pregunta: “¿Decir chiques o todes a cambio de chicos y todas es un idiotismo?”. La institución española explicó que el uso de la letra “e” como supuesta marca de género inclusivo “es ajeno a la morfología del español”.

Además describieron como “innecesario” el uso de esta forma, ya que el masculino gramatical “chicos” cumple esa función como término no marcado de la oposición de género

Hace pocos meses, la RAE había recibido otra consulta sobre el mismo tema. “¿Qué pasa con adjetivos como “feliz” cuando se usa el inclusivo plural? ¿”Lxs chicxs están felices” o “Lxs chicxs están felicxs”?”, preguntó otro usuario.

No conformes con la explicación, agregaron que el masculino gramatical ya cumple esa función como término no marcado de la oposición de género y escribieron la manera correcta de decirlo: “Los chicos están felices”.

El tweet de la academia generó el descontento de algunas personas que reaccionaron con críticas, como sucedió a finales de octubre cuando incorporación “elle” al Observatorio de Palabras de la RAE.

En ese listado, lo definían como “pronombre de uso no generalizado creado para aludir a quienes puedan no sentirse identificados con ninguno los dos géneros tradicionalmente existentes”. Aunque aclararon que no significa que avalen su uso en el idioma español.

No duró mucho el término en la institución porque en noviembre, la RAE la retiró del listado “debido a la confusión que generaba la presencia de “elle” en el Observatorio de Palabras”.

COMPARTIR:

Comentarios