Domingo 5 de Diciembre de 2021

  • 20.5º

20.5°


FINANZAS

9 de noviembre de 2021

Los escenarios que se abren para el dólar a partir del 14N, según el resultado electoral

El resultado de las elecciones del 14 de noviembre marcará distintas configuraciones en el oficialismo e impactará en la economía y el dólar, según LCG

Más allá de las distintas especulaciones y los datos que reflejaron las PASO, para conocer los resultados electorales legislativos definitivos se deberá esperar a después del 14 de noviembre.

Un hecho político que también tiene injerencia la economía, debido a que el precio del dólar libre se encuentra volátil y llegó a los $200, mostrando toda la incertidumbre que existe en el mercado respecto a cuál será el rumbo que tomará el oficialismo después de la votación de mediados de mes.

"El tipo de cambio está no sólo reflejando la incertidumbre electoral, sino que empieza a descontar el escenario post electoral. Sucede que hay vida después del 14 de noviembre", sostiene la consultora LCG, fundada por Martín Lousteau, en un informe.

Por lo tanto, en base a los posibles escenarios electorales, se plantean los distintos caminos que puede llegar a alcanzar el precio del dólar.

"Si el resultado es favorable al oficialismo ahora, será una sorpresa y podría llevar a un nuevo pacto de convivencia para lo que resta del mandato. Pacto que no se sabe qué rumbo implícito podría llevar", plantean los economistas de la firma.

En cambio, si se toma en cuenta la hipótesis de que el oficialismo no obtendrá buenos resultados en las elecciones legislativas, entonces para los expertos se abren, al menos, dos posibilidades.

"La primera es que la vicepresidenta Cristina Fernández no quiera participar del gobierno derrotado. En ese caso, una nueva renuncia del ala kirchnerista del gabinete podría fragmentar al Gobierno, pero también darle la posibilidad de despertar cierto entusiasmo sobre un electorado que ya no responde a la exprimer mandataria", consideran desde LCG.

Esa posibilidad, para los expertos, implica que existirá un "punto de inflexión, algo de convulsión, y la reanudación de la gestión con un nuevo gabinete".

Claro, esta lucha de fuerzas políticas puede generar un incremento en precio del dólar.

"Durante esa tensión, la moneda estará en el aire y la incertidumbre implicará más cobertura, algo que se traduce en un tipo de cambio y precios más altos", reflexionan desde esta consultora.

Más allá de estas tensiones económicas, los analistas de esta firma consideran que eso producirá "andar más ligero" a la hora de negociar con el FMI y enderezar un rumbo para los próximos dos años.

¿Más tensión?

La otra posibilidad que se plantean es que haya una continuidad de la tensión existente dentro de la coalición oficialista.

"Una extraña convivencia entre el Presidente debilitado y su vice, que se siente ‘estafada’ por haber arriesgado su capital político, y que cree que ha sido despilfarrado", opinan desde LCG.

Por lo tanto, se estima que estos desacuerdos internos en la coalición gobernante llevarán a una convivencia que implica "no tener un punto de ebullición, sino, más bien, una gestión con ritmo cansino y no exenta de cruces, cada tanto, entre las facciones del oficialismo", resalta.

Incluso, pronostica que, en ese escenario, los enfrentamientos aparecerán "más temprano que tarde" durante la negociación con el FMI.

"El peronismo verá a Cristina Fernández como un palo en la rueda y Cristina Fernández verá reflejado lo mismo en quien fuera su delfín hace apenas 2 años atrás. No puede desenvolverse bien la economía bajo esas reglas", concluyen desde LCG.

De hecho, se sostiene que con una menor efervescencia, la conflictividad se extiende en el tiempo y paraliza la actividad.

El "mejor" escenario

Ahora bien, en medio de las distintas posibilidades de reacción del oficialismo tanto desde lo político como lo económico, se plantea una gran incertidumbre respecto a cómo serán los dos años que le quedan al Gobierno de Alberto Fernández.

"Es difícil elegir un escenario de estos como el mejor y es eso lo que incomoda", resumen desde LCG.

Es que explican que la pandemia y la crisis económica le han quitado "el lustre del estreno de un gobierno peronista dialoguista amplio, que se presentó apenas 4 meses pre-covid. Todo eso al punto de exacerbar, incluso, cierta apatía política".

Y completa: "Despertar nuevamente el entusiasmo no es tarea fácil, y los años que vienen serán duros desde el punto de vista de la economía, como para condimentarlo también con crisis política".

En definitiva, estos analistas estiman que la inflación será "elevada por varios años", mientras que el riesgo de corrida cambiaria "estará presente continuamente, al menos, hasta que se materialice".

En resumidas cuentas, para LCG, "no hay condiciones concretas para pensar que la economía crecerá más allá del rebote post pandemia".

Además, aclara un hecho más duro, que se vincula a que un acuerdo con el FMI no será un camino de rosas para la población. "Implicará austeridad, tan necesaria como dolorosa", finaliza el informe.

Precio del dolar para 2022

A pocos días de las elecciones legislativas de medio término, en medio de un clima poco claro desde lo económico y político, se publicaron nuevos pronósticos de unos 40 economistas de bancos y consultoras nacionales y extranjeras.

De esta manera, ya con un 2021 al que le quedan pocas semanas por delante, en el relevamiento de noviembre que acaba de publicar FocusEconomics, se realizan los pronósticos sobre lo que puede ocurrir con el dólar.

Según las distintas proyecciones el precio del dólar oficial mayorista, finalizaría este año en torno a los $110. Es decir, la devaluación para todo el 2021 sería de casi 31%.

En cuanto al consenso que esperan los economistas para el tipo de cambio en diciembre de 2022, muestra una tendencia al alza.

El consenso de noviembre de FocusEconomics es que el dólar mayorista tocará a fines del año que viene los $159,58, un alza en la cotización de alrededor de 2 pesos respecto a las cifras estimadas en la encuesta anterior (octubre) para la misma fecha.

"La huida del peso, la inflación y la impresión de dinero continuarán pesando sobre la moneda en 2022", detalla este informe.

De esta manera, de cumplirse todas las estimaciones, la devaluación esperada para todo el año que viene sería de 45%. Es decir, un nivel muy similar a la inflación esperada para el mismo período, que es de casi 48%.

Asimismo, las proyecciones de los economistas se ubican por encima del proyecto de presupuesto 2022 que el Gobierno envió al Congreso, donde prevé un tipo de cambio oficial de $131,10 y una inflación del 33% para fin de año que viene.

Un dato que llama la atención es que en el mercado de futuros y opciones Matba-Rofex, se está negociando para el período más largo, que es mayo 2022, un precio de dólar mayorista de $136,5. Por lo tanto, estaría superando lo previsto por el presupuesto oficial.

 

COMPARTIR:

Comentarios