Sábado 27 de Noviembre de 2021

  • 21.1º

21.1°


CIENCIA

4 de noviembre de 2021

El Reino Unido es el primer país en aprobar la pastilla contra el coronavirus: “Puede tomarse en casa”

La primera pastilla diseñada para tratar el coronavirus fue aprobada por el regulador de medicamentos del Reino Unido.

El Reino Unido se convirtió hoy en el primer país en aprobar la pastilla contra el coronavirus. Este medicamento, conocido como molnupiravir, se administrará dos veces al día a pacientes vulnerables que hayan sido diagnosticados de forma reciente con la enfermedad. Los expertos aseguran que en poco tiempo se podrá consumir en cada hogar.

Originalmente, la pastilla había sido desarrollada para tratar la gripe, pero luego de algunas pruebas los especialistas notaron que lograba reducir el riesgo de hospitalización o muerte de los pacientes graves a aproximadamente a la mitad. Sajid Javid, secretario de Salud del Reino Unido, destacó que el tratamiento fue un “cambio de juego” para los más frágiles e inmunodeprimidos.

Por medio de un comunicado oficial, el funcionario británico consideró: “Hoy es un día histórico para nuestro país, ya que el Reino Unido es ahora el primer país del mundo en aprobar un antiviral que se puede tomar en casa contra el coronavirus”.

La pastilla tiene el nombre de Molnupiravir y fue desarrollado por las compañías farmacéuticas estadounidenses Merck, Sharp and Dohme (MSD) y Ridgeback Biotherapeutics. Es el primer tratamiento contra el coronavirus que se consume por vía oral, en lugar de la ya conocida vacuna o de los métodos intravenosos (para pacientes más graves).

June Raine, directora ejecutiva de MHRA (regulador sanitario del Reino Unido) describió el tratamiento como “otro terapéutico para agregar a nuestro arsenal contra Covid-19″. En ese sentido, complementó: “Es el primer antiviral aprobado en el mundo para esta enfermedad que se puede tomar por vía oral en lugar de administrarse por vía intravenosa”.

Desde su punto de vista, este es un aspecto sumamente importante, porque significa que se puede administrar “fuera del entorno hospitalario, antes de que el coronavirus haya progresado a una etapa grave en el paciente que reciba el tratamiento”.

COMPARTIR:

Comentarios