Sábado 3 de Diciembre de 2022

  • 18.7º

18.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

POLITICA

17 de agosto de 2021

El Presidente habría gestionado un subsidio de $ 600.000 para su peluquero

Marcelo Cuggini, el peluquero del presidente Alberto Fernández, cuestionado y en la mira.

Dos dirigentes de la agrupación Banquemos, que integra Juntos por el Cambio, denunciaron ante la Justicia al presidente Alberto Fernández por gestionar que su peluquero personal reciba un subsidio de $ 600.000.

Lo acusan de los delitos de "tráfico de influencias", "exacciones ilegales" y "negociaciones incompatibles con la función pública", según la denuncia. También pidieron que se investigue al ministro de Trabajo, Claudio Moroni.

La causa quedó a cargo de la jueza federal María Eugenia Capuchetti, del Juzgado Federal N°6, cuyo fiscal deberá resolver si impulsa la investigación o la desestima.

El peluquero de Alberto Fernández, Marcelo Cuggini, era uno de los que visitaron la Quinta de Olivos en plena cuarentena de coronavirus y aseguró que el Presidente le propuso armar una fundación para recibir subsidios del Gobierno.

Eso "constituye una negociación incompatible con el ejercicio de sus funciones", plantearon en la denuncia Ricardo Benedetti y Jimena Castiñeira Arce, en representación de la agrupación Equipo Banquemos, que integra Juntos por el Cambio.

Además, señalaron que Alberto Fernández lo derivó a Cuggini con el ministro Moroni, "para poder ir gestionando la operación, quien si bien puede ser cierto que no se haya consumado el pago, sí se llegó al dictado de la Resolución que se lo concedía, habiéndose con esto consumado el tráfico de influencias y exacciones ilegales", afirmaron Benedetti y Castiñeira Arce en su denuncia.

Esa gestión presidencial derivó en la asignación de un subsidio por  $599.869, el 16 de julio de 2020, a la Fundación Marcelo Cuggini, sin ningún antecedente en sus actividades como Fundación, cuyo presidente es el peluquero de Alberto Fernández y su secretario es el hijo del peluquero.

La Resolución del Ministerio de Trabajo que le asignaba esa cifra mencionaba que era la primera cuota, en el marco de la Línea de Fortalecimiento Institucional y Certificación de Calidad, para el dictado de talleres de “orientación laboral” y “cursos de orientación profesional”.

"Esperé a que la denuncia la realice algún fiscal de oficio y no ocurrió. Por eso, avanzamos con la doctora Castiñeira Arce para que ningún delito quede impune", dijo Benedetti a Clarín, quien trabaja como periodista en Radio Rivadavia.

Respecto a cómo se generó ese emprendimiento, el peluquero dijo: "Yo recibía muchas consultas para ver si había becas. Y le comento a Alberto (Fernández). ’Alberto, mirá, me está pasando esto’", le dijo Cuggini, al periodista Nicolás Wiñazki, en su programa de TN.

El peluquero dijo en la entrevista que el Presidente le respondió: “¿Y por qué no te armás una fundación? Yo te ayudo, te doy unos subsidios”. Y añadió Cuggini: "Me dijo ’hablá con Moroni’. Entonces, hablé con Moroni, hice los deberes como todo el mundo. Esa fue la ayuda".

La explicación que el peluquero Cuggini dice que le dio Alberto Fernández era que el Presidente quería "sacar a la gente de los planes y tratar de llevarlos al mercado laboral".

Ante la polémica que generaron esas declaraciones, Cuggini modificó su versión original. "Yo fui con la idea de crear una Fundación. El Presidente me dijo que le encantaba mi propuesta y me derivó con la gente del Ministerio de Trabajo, donde presenté una parva de papeles", aseguró a Clarín. Y agregó: "Me enteré creo que el mes pasado que me habían adjudicado el subsidio, así que ni me notifiqué para poder cobrarlo, porque ya había cerrado a mediados del año pasado mis dos sedes de la escuela de peluquería".

Actualmente, Cuggini sigue teniendo dos peluquerías, una en Recoleta y otra en Tribunales.

Desde el Gobierno dijeron que Cuggini no cobró nada, porque el Ministerio de Trabajo dio de baja todo ese programa de subsidios. "Había unos 200 inscriptos y unos 30 aceptados. Le dimos de baja a todos y el programa desapareció. Ese dinero no fue al peluquero ni a ninguno de los otros 30, porque desarmamos el programa", dijo Moroni a Radio con Vos.

Mientras que el primo del peluquero presidencial y ex socio de Marcelo Cuggini, Fabio Cuggini, le aseguró a Clarín que se lo dieron de baja por el escándalo que armó cuando se enteró que le habían adjudicado el subsidio a su primo, pues lo habló en ese entonces con funcionarios del Ministerio de Trabajo, con el asesor presidencial Juan Manuel Olmos y hasta con Alberto Fernández.

Si vos querés ayudar a tu peluquero, no lo hagas así, porque nosotros teníamos todos las peluquerías cerradas durante la cuarentena estricta, cuando le asignaron este subsidio. Así que por el quilombo que armé, no se lo llegaron a pagar", afirmó Fabio Cuggini, quien tiene su propia peluquería en Constitución.

Más allá de la polémica, lo cierto es que el peluquero presidencial estuvo a punto de cobrar un subsidio de $600.000, que era la primera cuota de su plan para dictar cursos de capacitación y orientación laboral, a través de una fundación que nunca realizó ninguna actividad.

Ahora la Justicia tendrá que resolver si investiga a Alberto Fernández y al ministro Moroni, para ver si cometieron delitos por sus gestiones con el peluquero Marcelo Cuggini.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios