Martes 27 de Septiembre de 2022

  • 19.7º

19.7°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

MUNDO

18 de julio de 2021

Un asesor del Gobierno británico advirtió que es “casi inevitable” que el país llegue a los 100.000 casos diarios de coronavirus por la variante Delta

Neil Ferguson, profesor del Colegio Imperial de Londres, también estimó que habrá mil hospitalizaciones al día, y planteó: “La cuestión es si acabaremos duplicando estas estimaciones”

El asesor del Gobierno británico Neil Ferguson consideró “casi inevitable” que el país llegue a los 100.000 contagios y 1.000 hospitalizaciones diarias por coronavirus dada la propagación de la contagiosa variante Delta y la reapertura del país que comenzará este lunes.

“Me resulta difícil decirlo por seguridad pero creo que los 100.000 casos al día van a ser casi inevitables”, declaró el profesor del Colegio Imperial de Londres, a la cadena BBC, en un momento en que el país registra aproximadamente la mitad, si bien los expertos avisan de que esta nueva ola todavía no ha llegado a su punto más alto.

“También creo que es casi seguro que llegaremos a las 1.000 hospitalizaciones al día, pero esa no es la verdadera pregunta. La cuestión es si acabaremos duplicando estas estimaciones, porque aquí es cuando la bola de cristal comienza a fallar”, indicó.

“Podríamos alcanzar las 2.000 hospitalizaciones y los 200.000 contagios diarios, pero de eso estoy bastante menos seguro”, agregó.

El país registró el sábado 54.674 casos y 41 fallecimientos diarios por coronavirus. Casi 4.000 pacientes están hospitalizados, 551 de ellos con respiración asistida.

Ante este panorama, la campaña de vacunación sigue siendo fundamental para contener la propagación de la variante Delta. Este domingo, el Gobierno británico informó que ya aplicó la vacuna contra la covid-19 a todos los adultos del país, de los que el 68% se encuentra totalmente inmunizado y un 88% ha recibido su primera dosis.

El Gobierno se prepara para levantar mañana, lunes, en Inglaterra las últimas restricciones legales de la pandemia, en un momento en que los casos diarios de coronavirus superan en el conjunto del Reino Unido los 50.000 por primera vez en seis meses debido a la predominante variante delta, más transmisible.

Según el primer ministro, Boris Johnson, se ha logrado el objetivo perseguido por el programa nacional de vacunación, que el líder tory calificó de “logro extraordinario”.

Desde que comenzó a aplicarse dicho programa de inmunización en diciembre de 2020, más de 46 millones de personas del conjunto del Reino Unido han recibido al menos una dosis del preparado.

Mientras tanto, el Ministerio de Sanidad corrobora que no se han adoptado decisiones sobre la conveniencia de ofrecer a los menores de entre 12 y 17 años de manera rutinaria la vacuna contra la covid-19.

El dominical británico Sunday Telegraph informó hoy que el llamado Comité Parlamentario de Vacunación e Inmunización habría desaconsejado al gabinete de Johnson optar por un programa de vacunación masivo para todos los niños del país hasta tener más evidencias científicas sobre posibles riesgos.

Según adelanta ese rotativo, se espera que la próxima semana se publiquen pautas oficiales que aconsejen que la vacuna solo se ofrezca a menores vulnerables de entre 12 y 15 años y a aquellos que vayan a cumplir 18 años en un plazo de tres meses.

El pasado febrero, Boris Johnson prometió que se ofrecería la primera dosis de la vacuna a todos los adultos del país para finales de julio, mientras que el titular de Sanidad, Sajid Javid indicó el pasado mes que el Ejecutivo aspiraba a tener dos tercios de la población adulta nacional totalmente inmunizados antes del día 19.

Se acabaron las mascarillas obligatorias en el interior y no poder abrazar a los amigos. Inglaterra levanta este lunes las restricciones contra el COVID-19, pero ante la disparada de contagios por la variante Delta, su “freedom day” está marcado por llamados a la prudencia.

“Creemos que ahora es el momento adecuado para proceder, cuando tenemos el cortafuegos natural” del verano, con las escuelas cerradas y la gente reuniéndose al aire libre, explicó el primer ministro Boris Johnson al confirmar el fin de la mayoría de imposiciones legales por la pandemia.

Uno de los países europeos más castigados por el coronavirus, con 128.500 muertos, el Reino Unido ha visto su economía duramente golpeada por los sucesivos confinamientos, con una caída de casi 10% del PIB en 2020.

El Estado ha gastado más de 554.000 millones de dólares, para amortiguar el golpe, a costa de un déficit público récord.

Ante la creciente presión de una parte de su Partido Conservador, el gobierno decidió la reapertura total apoyándose en su exitosa campaña de vacunación: dos tercios de los 55 millones de adultos recibieron ya dos dosis y las vacunas se han mostrado eficaces contra el grueso de hospitalizaciones y muertes.

Así, en la última etapa de un largo y lento desconfinamiento iniciado en marzo, se levantará la consigna del teletrabajo, podrán reabrir los locales de ocio nocturno, y los teatros y estadios recibirán aforo completo.

 

COMPARTIR:

Comentarios