Viernes 7 de Octubre de 2022

  • 15.5º

15.5°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

EMERGENCIAS

15 de julio de 2021

Instan a la consulta inmediata ante la sospecha de una trombosis venosa

Las personas que no pueden pisar, que se aprietan la pantorrilla y les duele, deben consultar urgente al médico.

Eliana Sofía Frías Casal, se desempeña en la Terapia COVID del hospital Nicolás Avellaneda y explica de qué se trata la trombosis venosa y resalta la importancia de acudir a la guardia o al especialista para evitar mayores complicaciones.

La trombosis venosa se presenta cuando se forma un coágulo de forma repentina en el sistema venoso. Habitualmente se forma en las piernas. Existen dos sistemas venosos: uno profundo y uno superficial, este último reconocido por las varices o venas que se pueden observar a simple vista.

“Este sistema profundo es el que lleva el mayor caudal de sangre, alrededor del 90 por ciento. Entonces cuando se tapa repentinamente por un trombo, es el que nos da la clínica del paciente que consulta generalmente en la guardia, el problema es que ese trombo se desprende y puede formar un un tromboembolismo pulmonar, que pone en riesgo la vida del paciente”, sostiene la profesional.

En cambio, cuando la trombosis se hace en el sistema superficial, generalmente en las varices, aparece una inflamación de una vena superficial. Esta se trata con medicación local y no conlleva mayores riesgos.

“Existen varios factores que pueden predisponer a que un paciente tenga una trombosis venosa. Normalmente son pacientes que pueden poseer varices, son sedentarios o están mucho tiempo quietos; personas hayan tenido una cirugía mayor y que hayan estado 48 horas en reposo; pacientes con cáncer, embarazadas o puérperas; quienes hacen terapias con reemplazos hormonales como los anticonceptivos o las mujeres menopáusica; individuos que hayan sufrido un traumatismo reciente; y las trombofilias (problemas de la sangre que tienen tendencia a producir coágulos)”, detalla la especialista. 

Cómo detectar esta enfermedad y qué hacer al respecto

“Las personas que no pueden pisar, que se aprietan la pantorrilla y les duele, deben consultar urgente en una guardia porque es necesario hacer una ecografía doppler para demostrar si hay una trombosis venosa o no. Ese paciente se tiene que anticoagular, y si es un trombo grande seguramente quedará internado”, comenta la médica.

Por otro lado, si lo que se observa es un trayecto de una varice colorada, es necesario consultar en la guardia pero si sólo es una tromboflebitis superficial, el tratamiento es médico, local. Se suele utilizar hielo, antiinflamatorio y vendaje. Pero en ambos casos es necesario consultar en el hospital.

“Principalmente aquellos pacientes que tuvieron un viaje largo, en avión o colectivo, con todos estos factores, y que comienzan con un dolor súbito en la pierna, que se les hincha, que no la pueden apoyar; allí se piensa en una trombosis profunda. Si a esto se le asocia: falta de aire, dolor en el pecho, dolor en la parte de las costillas, con mayor razón hay que sospechar porque ese trombo puede haber migrado a los pulmones y estar haciendo un tromboembolismo pulmonar y eso pone en riesgo su vida. Hay que estar atento a todos esos factores. Ante cualquier síntoma parecido consultar siempre en una guardia o al especialista”, recomienda.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios