Domingo 26 de Septiembre de 2021

25.9°

Despejado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

OMS

15 de junio de 2021

La OMS recomienda priorizar la vacunación para COVID-19 en adultos antes que inmunizar a los niños

Se ha producido un acceso desigual a las vacunas contra el COVID-19. Los países de altos ingresos han podido comprar y asegurarse las dosis. Según la OMS, los planes de vacunación deben priorizar a las personas en mayor riesgo de enfermedad severa y muerte/ REUTERS/Kim Kyung-Hoon

Lo dijo la directora científica, Soumya Swaminathan. Como la cantidad de dosis es limitada en el mundo, sostiene que se debe vacunar a los grupos de adultos que corren más riesgo de morir. Dijo que los chicos no necesitan vacunarse contra el COVID-19 para volver a la escuela presencial.

Las vacunas contra el COVID-19 se desarrollaron en menos de un año. Hoy hay 8 vacunas autorizadas para uso de emergencia en adultos. Desde diciembre pasado, se han empezado a aplicar en diferentes países. Pero solo el 12,7% de la población del mundo ha recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, la enfermedad que ya se llevó la vida de más de 3,7 millones de personas en el planeta. Ante el lento avance de la vacunación por la escasez de dosis, la Organización Mundial de la Salud salió a aclarar que hoy los niños no deben estar entre los grupos priorizados para acceder a las vacunas contra el COVID-19.

La directora científica de esa agencia sanitaria de la Naciones Unidas, Soumya Swaminathan, dijo: “La razón para que OMS hoy -junio de 2021- esté diciendo que vacunar a los chicos no es una prioridad es porque los chicos pueden infectarse el coronavirus y pueden transmitir, pero tienen menor riesgo de desarrollar enfermedad severa comparado con los adultos mayores”.

La funcionaria Swaminathan agregó: “Eso es por qué empezamos a priorizar a la gente que debería ser vacunada cuando hay un suministro limitado de vacunas disponibles en el país. Recomendamos inmunizar al personal de salud que están en alto riesgo de exposición a la infección, las personas mayores, personas con enfermedades previas, que están en mayor riesgo de sufrir enfermedad severa, y empezar con esos grupos. Proteger a ellos primero porque buscamos reducir las tasas de mortalidad que observamos globalmente hoy, y luego ir bajando gradualmente las edades hasta llegar a los chicos”.

“Coincido con la recomendación de la OMS. Hoy vacunar a los chicos no es imprescindible en tanto hay muchos adultos que aún no recibieron las dosis”, dijo a Infobae el doctor Lautaro De Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología y del Hospital Muñiz de Buenos Aires.

Solo el 0,8% de las personas que viven en países de bajos ingresos han recibido al menos una dosis. Hay países como India que en mayo pasado tuvieron más de 4.100 muertos por día por COVID-19 por las demoras en la vacunación / REUTERS/Sanna Irshad Mattoo

La doctora Swaminathan reconoció que hay algunos chicos que sí están en mayor riesgo de desarrollar enfermedad severa por la infección por el coronavirus por enfermedades previas, vulnerabilidad o comorbilidades. “Esos chicos potencialmente podrían ser priorizados para las vacunas si están disponibles. Pero los chicos como grupo tiene menor prioridad”, dijo Swaminathan.

Actualmente, hay diferentes empresas e instituciones que están llevando a cabo ensayos clínicos con las vacunas en su aplicación para niñas, niños y adolescentes. Empezaron por los adolescentes de 12 a 18 años, e irán bajando en la edad. Cuando los resultados de esos estudios estén disponibles, el grupo asesor de vacunas de la OMS, conocido por sus siglas SAGE, revisará los datos de esos estudios, y “hará recomendaciones sobre cómo las vacunas deberán ser usadas en los chicos”, señaló la funcionaria en el episodio Science in Five, realizado por la misma organización sanitaria. Ese comité de asesores aconsejará cuál sería el intervalo entre las dosis para los chicos y si hay alguna precaución o contraindicación.

Hoy, “necesitamos proteger al más vulnerable”, recalcó la funcionaria. En el mundo, se han aplicado 2.4 mil millones de dosis, y 33.1 millones son administradas cada día. Pero solo el 0,8% de las personas que viven en países de bajos ingresos han recibido al menos una dosis.

“No es necesario que los chicos reciban la vacuna antes de volver a la escuela. Hemos visto que muchas escuelas se han mantenido abiertas muy exitosamente. Y mientras que los adultos que están trabajando en el ambiente escolar estén vacunados, y los adultos de la comunidad se estén vacunando, las infecciones empiezan a bajar. Siguiendo las otras medidas, las escuelas deberían ser reabiertas de manera segura”, afirmó la funcionaria de la OMS.

Consultada por Infobae, Analía De Cristófano, miembro de la Sociedad Argentina de Infectología y jefa de Infectología Pediátrica del Hospital Italiano de Buenos Aires, coincidió con la postura de la OMS: “La verdad es que hoy la población de niños en general no es una población para priorizar. Pero sí hay que tener en cuenta que algunos niños, como pacientes oncológicos o inmunocomprometidos, pueden tener mayor riesgo para desarrollar cuadros severos por COVID-19. Sería importante priorizar a esos niños con factores de riesgo cuando las vacunas estén aprobadas según la edad en nuestro país”,

Hasta el momento, en los Estados Unidos, solamente la vacuna desarrollada por Pfizer-BioNtech ha recibido autorización para ser administrada en menores de edad de entre 12 y 17 años. El resto de las vacunas solo pueden ser aplicadas a mayores de 18 años, aunque se espera que en cualquier momento el laboratorio Moderna reciba la autorización para poder ser recibida por adolescentes.

Además de Estados Unidos, Canadá, Singapur y Hong Kong están permitiendo el uso de las vacunas de Pfizer/BioNTech a partir de los 12 años. En el caso de China, existe la posibilidad de que empiecen a vacunar a los chicos este año. La agencia regulatoria ya dio el primer paso al aprobar el uso de la vacuna Sinovac del país para niños de 3 a 17 años, y luego anunciaron lo mismo para la vacuna Sinopharm. Pero aún no se ha fijado una fecha para el inicio de las inyecciones.

El 22 de marzo, el Instituto Gamaleya de Rusia informó que está desarrollando modificaciones de Sputnik V de acuerdo con las características de diferentes grupos de la población, en particular para niños de diferentes edades, según contó el director, Alexander Gintsburg.

El argumento de los que están a favor de la vacunación en niños -que son es afirman que pueden transmitir el virus a otros. Si los países buscan lograr la inmunidad de rebaño a través de sus campañas de vacunación, la inoculación de los niños debería formar parte del plan. Pero eso se contrapone con los problemas de lentitud en la distribución y en la posibilidad de que las personas con mayores riesgos de países en desarrollo realmente accedan a las vacunas.

Por ejemplo, en Tailandia, sólo ha vacunado al 4% de su población hasta ahora y la demanda de vacunas para adultos supera a la oferta. “En este momento, dada la escasez de vacunas, cualquier vacuna disponible debe ser priorizada en función de la edad y el riesgo”, sostuvo Jerome Kim, director del Instituto Internacional de Vacunas de Seúl, en Corea del Sur. “Es realmente importante hacer llegar esta vacuna a los lugares donde se necesita ahora”.

En Europa, ya está en debate la cuestión. Porque la Unión Europea tendrá al 70% de su población vacunada frente a la COVID-19. El plan de vacunación dentro de su territorio debería seguir por los menores de 18 años. La Agencia Europea del Medicamento aprobó la vacuna Pfizer/BioNTech de 12 a 16 años. Los gobiernos de Francia y Alemania comienzan con adolescentes este mes. España vacunará a los menores de 40 entre julio y agosto. Pero se ha comprometido a dar unas 22,5 millones de dosis al mecanismo COVAX antes de 2022.

 

COMPARTIR:

Comentarios