Domingo 20 de Septiembre de 2020

  • 15.9º
  • Parcialmente nublado

15.9°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

24 de julio de 2018

Esmeralda Mitre Tiene Un Capital Unico, Su Libertad

Esmeralda Mitre confiesa: "Piensan que tengo todo, pero mi único capital es mi libertad". Recientemente divorciada de Darío Lopérfido, la actriz –descendiente del presidente Bartolomé Mitre e hija de su homónimo dueño del diario La Nación– asegura que no heredó (“yo trabajo para subsistir”). Además confiesa que le "salvó la vida a su ex, y él a ella".

El lunes 16 de julio se divorció del "amor de mi vida", el ex director del Teatro Colón y tres veces ministro de Cultura Darío Lopérfido (54), con quien ella asegura que tuvo una "relación de gemelos, no de hermanos" durante once años.

En La reunificación de las dos Coreas, la obra que se hace carne en ella varios pisos más abajo –su segundo texto en ese recinto, dirigida por Helena Tritek–, vuelve a usar el vestido de novia con el que llegó al altar del brazo de su padre, Bartolomé Mitre, director del diario La Nación. Pieza de encaje de Dior que le diseñó su "amigo y duende joven" Manuel Lamarca, quien falleció de un cáncer fulminante el sábado 21.

"Lloré abrazada a él, tirados en la cama", dice ahora, dos días después, por teléfono, quebrada, y asiente, con su flamante estado civil: "No creo en las causalidades. Consciente e inconscientemente, uno se entrega al arte con lo que hace; es poder enfrentarse a la realidad", afirma.

Una charla sin edición: la herencia de los Mitre, las "envidias" en el seno de su familia, el amor que sangra, su posición acerca del aborto, el sexo con su ex y un divorcio transformador. "Piensan que tengo todo, pero mi único capital es mi libertad", aclara antes de comenzar.

–Ahora que te divorciaste, ¿resignificaste tu vestido de casamiento en la obra?

–Sí, ahora lo uso en el teatro, donde hago de una novia que es abandonada por el marido. Es tremendo que yo me animé a usar ese vestido. Hay que tener coraje para volver a ponérselo y ver qué se siente.

–¿Y qué sentiste?

–Dentro de ese vestido siempre siento algo muy fuerte, porque el día que me casé fue el más feliz de mi vida (6 de diciembre de 2014). Suena a cliché, pero no soy nada romántica. Y el hecho de que me haya casado no fue por un mandato, sino que fue una celebración de que algo había funcionado, porque hacía siete años que vivíamos juntos. Darío me salvó la vida y yo se la salvé a él.

Él la bloqueó de las redes sociales y ella dice que prefiere no hablar aunque la separación fue en buenos términos "la relación se había terminado por completo, se había desgastado", aunque sostiene " "Con Darío somos un menjunje. No hay posible separación de verdad". La actriz de "La reunificación de las dos Coreas" habla de su visión sobre el amor.

Siempre fui una persona que ve, que tiene como un cuarto ojo y le revela las verdades a la familia.

 

Fuente: Infobae

 

COMPARTIR:

Comentarios