Jueves 13 de Mayo de 2021

16.6°

Nublado

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

INNOVACION

2 de abril de 2021

Arranca un nuevo servicio en bancos: cómo podés conseguir plata por home banking descontando facturas

Mediante compensación bancaria, se podrá endosar, ceder y descontar facturas de crédito electrónicas a través del homebanking con un sistema ágil

Las facturas de crédito electrónica, que se convirtieron en un canal de financiamiento de alta eficacia para las Pymes, comienzan desde abril a ser negociadas por los bancos a través del homebanking.

"El Sistema de Circulación Abierta para Facturas de Crédito Electrónicas Mipymes consiste en un esquema de compensación en bancos, extrabursátil", explica a iProUP Silvia Tedin, socia de SMS-San Martín Suárez y Asociados.

De esta forma, las principales entidades permitirán ahora a las pequeñas y medianas empresas que sean sus clientes el endoso, cesión y descuento de estos comprobantes desde su homebanking.

"La firma deberá optar en el momento de confeccionar la factura entre el Sistema de Circulación Abierta o el Mercado de Valores, pero podrá cambiar su decisión en forma posterior en el Registro de FCE Mipymes hasta la fecha de aceptación expresa o tácita por parte de la gran empresa", agrega Tedin.

De esta forma, indica la especialista, la pequeña o mediana firma "debe verificar que su sistema de FCE ha sido modificado antes del 1º de abril, sino no van a poder emitir la FCE salvo que lo hicieran por comprobantes en línea, utilizando el facturador de AFIP".

"Deberá informar también una CBU de una cuenta en la misma moneda que se emita la factura: por ahora, la compensación sólo procederá en la misma divisa en la que se confeccionó el documento", alerta Tedin.

Y añade que "el registro será dinámico y estará conformado por la totalidad de los comprobantes emitidos, aceptados, cancelados y rechazados. Esto funcionará como una central de deudores para la gran empresa y permitirá toda la trazabilidad de los comprobantes".

"Este control a la gran empresa tiene como único objetivo que la Pyme pueda hacerse de los fondos de manera más rápida y ágil", asegura.

Según datos de la Subsecretaria Pyme se emiten unas 350.000 facturas de crédito electrónicas por mes y sólo se negocian unas 300 en el mercado bursátil. "Esto es un porcentaje muy bajo, que no llega a un volumen representativo y así no se venía cumpliendo con el objetivo para el cual el régimen fue diseñado", dispara Tedin.

La especialista afirma que "al involucrar más a los bancos se busca lograr una herramienta de financiamiento que se asimile al echeq en cuanto a volumen. La gran diferencia es que el cheque electrónico se negocia en 48 horas y la FCE se hará en tiempo real".

Con un signo de interrogación

En enero se negociaron alrededor de $800 millones de facturas de crédito electrónicas, cuando el mercado total es de $250.000 millones. El potencial de crecimiento de este instrumento es gigantesco según los expertos, pero depende de que las grandes empresas comiencen a aceptar que sus proveedores las descuenten.

Por ahora, la AFIP prorrogó la posibilidad de que la factura de crédito electrónica no llegue a los mercados si la empresa grande la cancela antes de los 30 días.

Las grandes clientes de las Pymes les colocan cheques diferidos antes de los 30 días y traban así toda posibilidad de que las destinatarias de FCE, que es obligatoria, las descuenten y aceleren el financiamiento.

Desde varios bancos de primera línea adelantan a iProUP que ya están implementando los sistemas para ofrecer el descuento de estas facturas desde sus plataformas digitales.

Desde una de esas entidades revelaron estar muy interesados en sumarse a estas operaciones y aseguran que el instrumento tuvo poca penetración hasta ahora por cuestiones de instrumentación y metodología.

El Sistema de Circulación Abierta ofrecerá mecanismos más ágiles y mejores tasas a las Pymes

Pero enfatizaron que con la equiparación que la norma del BCRA introduce entre la factura de crédito electrónica y el echeq al ser descontada directamente a través de los bancos y la cámara compensadora de cheques COELSA, la FCE tiene una gran oportunidad de crecimiento.

Así, desde las entidades anticipan que la factura de crédito electrónica competirá directamente con los cheques, tanto electrónicos como tradicionales, ya que va será un instrumento ejecutivo más.

Sin embargo, desde los bancos reconocen que la "pelota está en la cancha" de las grandes empresas, que deberán permitir la circulación de las facturas de las Pymes.

"Todavía queda un signo de pregunta: no está clara la regulación respecto de los casos de mora por parte de las empresas grandes, lo que sí está perfectamente reglado en el caso del echeq", añaden.

Por su parte, Elena Alonso, asesora financiera en Broda Criteria, afirma que "el Banco Central emitió una resolución que empieza a regir en abril por la cual la factura de crédito electrónica comenzará a funcionar como un echeq. Se descuenta a través de COELSA, tal como ocurre con el clearing de cheques electrónicos y papel".

Según Alonso, "este sistema de Circulación Abierta les dará la opción a las Pymes que sean proveedoras de grandes empresas de acceder a un abanico mayor de opciones de financiamiento, sin tener que esperar la cancelación de la factura por parte de su cliente".

La experta precisa que también permitirá "su circulación extrabursátil, negociación, transmisión, cancelación mediante compensación interbancaria, y el registro de su cancelación luego de su aceptación (tácita o expresa) y antes de su vencimiento".

La calificación de riesgo

Según Alonso, "si alguna FCE resulta impaga, se podrán celebrar acuerdos de pago extrajudiciales en el sistema, o bien, solicitar la emisión de un comprobante para ejercer acciones legales".

"El comportamiento de pago de las empresas en falta será informado a una Central de Deudores de FCE impagas al vencimiento que administrará el Banco Central", alerta Alonso.

Pablo Sanucci, de la plataforma InvoiTrade, afirma a iProUP que "los bancos están diseñados para analizar riesgo, mientras que el mercado de capitales en esto es más limitado". Hoy, a través de la Caja de Valores, se negocian facturas del mercado avalado. Las FCE son aceptadas sólo si tienen el respaldo de una Sociedad de Garantías Recíprocas, aunque el emisor sea una empresa de primerísima línea.

"Esto puede cambiar radicalmente con la entrada al ruedo de los bancos, que ya tienen clasificación de riesgo de casi todas las compañías que son potenciales pagadoras", adelanta Sanucci.

Además, la falta de pago de la factura de crédito será informada y se verá reflejada en la Central de Deudores del BCRA. Según Alonso, "este cambio y flexibilización del cobro de las FCE aumentará el volumen de negocios de esta herramienta".

No obstante, remarca que "es necesario también aceitar los mecanismos de aceptación de las empresas y su comunicación con AFIP, los motivos de rechazos y el plazo para que la factura quede tácitamente aceptada".

"Hay muchas Pymes que facturan a 30 días a grandes compañías y esta última no la acepta hasta ese plazo, por lo que durante ese lapso no hay procesos de negociación", admite la experta. En este sentido, recomienda que las autoridades "reduzcan ese tiempo de aceptación y que exista margen para que la Pyme lo pueda realmente utilizar como una herramienta de crédito".

Mayor competencia

Yael Sardañons, del Banco de Valores, afirma a iProUP que el Sistema de Circulación Abierta "habilita a las Pymes el acceso a una nueva fuente de financiamiento, sumando a las entidades financieras a las opciones ya existentes del Mercado de Capitales y plataformas privadas de negociación.

"Esto favorecerá a la pequeña o mediana empresa, que podrá elegir la opción que le resulte más competitiva", enfatiza la especialista.

Sardañons subraya que, a partir del 1 de abril, la Pyme podrá escoger enviar la factura de crédito que emita a:

Un Agente de Depósito Colectivo u otro que cumpla funciones similares para su negociación en los mercados autorizados por la CNV

El Sistema de Circulación Abierta implementado por el Banco Central

"Esta segunda opción funcionará a través de las plataformas de las entidades financieras de forma similar a los echeq con compensación interbancaria: la factura aparecerá disponible en el home banking de la Pyme para ser descontada", puntualiza Sardañons.

Y agrega que "si la FCE resulta impaga, se podrá celebrar su cancelación extrajudicial en el sistema o bien solicitar la emisión de un comprobante para ejercer acciones legales".

 

 

 

COMPARTIR:

Comentarios