Martes 20 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLITICA

23 de marzo de 2021

El Gobierno no logra revertir la imagen negativa: ¿a qué sector busca seducir ahora para sumar votos?

La imagen del Presidente está encontrando una meseta, más baja que las anteriores, rondando los 27% de imagen positiva y los 60% de negativa

La imagen de Alberto Fernández probablemente esté encontrando una meseta, más baja que las anteriores, pero meseta al fin, rondando los 27% de imagen positiva y los 60% de negativa, según una reciente encuesta de Giacobbe & Asociados. Igual síntoma es para Cristina, aunque siempre con unos puntos más de negativa (65%) y sólo 25,9% positiva.

De acuerdo con los datos del reporte, el Frente de Todos sumaría 33% de votos para las elecciones legislativas de este año entre los electores fanáticos y moderados, siendo el "territorio de verdadera disputa" el de los "especuladores", que representa un 10% que "quizás podría votar" al Gobier Sin embargo, si logran convencer a este sector, sumarían un 43%, por debajo de los números conseguidos en las elecciones presidenciales de 2019.

Por su parte, Horacio Rodríguez Larreta cayó casi 5% de imagen positiva en los últimos quince días, y también 3% su negativa. Los puntos se han depositado en la categoría regular, que asciende a casi 32%.

Mientras que Mauricio Macri registró 22% de positiva y circulando los 50% de negativa. "Será interesante ver que sucederá los próximos tiempos con ese curioso 28% de imagen regular que también es estable", advierte Jorge Daniel Giacobbe, en el informe.

A qué electorado apunta el oficialismo

Los argumentos del oficialismo, y del público que los acompaña, que sostienen la idea de que durante el trayecto de este año el gobierno puede fortalecerse, son básicamente dos: que avance la vacunación sin más tropiezos y que la economía empiece a repuntar.

La encuesta discrimina entre públicos y caracterizaciones, ordenados por su cercanía al Gobierno nacional, y de acuerdo a estas dos cuestiones, la vacunación y la situación económica, se obtuvieron los siguientes resultados en las diversas categorías:

El fanático: 6% indica que va a votar por el Frente de Todos sin importar la situación económica ni de vacunación.

El K moderado: 27% indica propensión fuerte a votar al Frente de Todos si se cumple la mejora de uno o ambos indicadores.

El especulador: 10% se muestra en la categoría "quizás podría votarlo" en ambos temas.

El detractor: 57% indica que nunca votaría al Frente de Todos, sin importar cuán bien salgan las cosas.

Entonces el FdT arranca a sumar porotos desde sus fanáticos (6% nacional) para las elecciones, aunque el barco se esté hundiendo. "A mi criterio, a eso debemos sumarle a los K moderados (27%) por una razón muy simple, que bien explican los economistas: este año la economía va a rebotar y crecer. De modo tal que el argumento desde el cual justificar la decisión maquilladamente racional de votar al FdT está construida. Suman hasta ahí 33%", indica el informe.

En la otra esquina del ring el 57% es detractor, y nada de lo que haga bien el gobierno va a ser reconocido.

El finito sendero del medio de especuladores mide 10% y es el territorio de verdadera disputa. "Supongamos que al gobierno todo le saliera maravillosamente bien como para convencer a todos estos insensibles corazones de hielo: aún así sumando 43% estarían por debajo de los números conseguidos en las elecciones presidenciales de 2019", argumenta.

Encuesta: ¿el electorado se inclina por la oposición?

El 60% de los argentinos estaría dispuesto a votar a fuerzas opositoras en la elección legislativa de octubre próximo, de acuerdo con una encuesta de Synopsis Consultores.

El relevamiento consigna la opinión de 1.211 personas en todo el país y, según publicó RoadShow, el 63,9 por ciento de los consultados evalúa como negativo el desempeño del gobierno de Alberto Fernández.

Es más, el presidente de Alberto Fernández tiene un 56,3% de imagen negativa de acuerdo al mismo estudio.

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner tiene 66,3% de imagen negativa, y el expresidente Mauricio Macri, tiene 54,9% de imagen entre "mala" y "muy mala".

Inflación, corrupción y desempleo, en ese orden de importancia, acaparan casi la mitad de las preocupaciones de los argentinos representados en esta encuesta. El 55% cree que la situación económica será peor, mientras 31% piensa que mejorará.

Semanas atrás, Lucas Romero, director de Synopsis, dijo a iProfesional que la crisis económica y financiera que atraviesa la Argentina tiene que ver con la desconfianza en el liderazgo y con que no exista un mensaje claro sobre los objetivos del gobierno nacional.

El primero viene por la vía de la desconfianza. La falta de credibilidad en el liderazgo, y el hecho de que no existe un mensaje claro sobre los objetivos del Gobierno. También mencionó la falta de plan económico a largo plazo y a un encuadre fiscal consistente.

"Todo esto tiene una terminal política. Desde la política se puede definir que el error de la política económica puede tener dos grandes motivaciones. Una es el error en las decisiones. Algo que deben analizar los economistas. Ahora, cuando se dice que esto es político, ya tiene que ver con el proceso en la toma de decisiones" añadió el analista.

Synopsis viene advirtiendo desde hace tiempo que el acercamiento de Alberto Fernández a las políticas de Cristina Kirchner, junto con el "vacunagate", le pueden costar caras al Gobierno en octubre.

"Destaco que los condicionantes que más están operando en esta crisis son el referido a lo social -a Alberto Fernández lo votaron para que no haga un ajuste- y el otro es el interno. Acá tenemos un problema de liderazgo", remarcó Romero. En ese marco, consideró que el de Fernández es un gobierno fuerte, con mayoría en el Senado, margen de negociación en la Cámara de Diputados y un fuerte respaldo sindical.

Para el titular de Synopsis Consultores, "lo que falta es una centralidad en la toma de decisiones. Es el flanco débil".

"Pareciera que, cada vez que debe tomar una decisión, Alberto Fernández se ve obligado a sacar un promedio que deje contentos a todos en la coalición. Está más pendiente de los equilibrios internos que de los externos. Y esto es lo que no está funcionando", apuntó el experto.

"Yo creo que no vemos un plan porque, en verdad, lo que no existe es un consenso dentro de la coalición sobre el contenido del plan. Y el líder no lo está definiendo. El capitán parece más preocupado en que no se peleen los marineros -y hasta consensuar con los marineros en medio de la tempestad- antes que de llevarnos a buen puerto. Esta condicionalidad pone dudas sobre el futuro: el liderazgo débil, sentenció Romero.

 

COMPARTIR:

Comentarios