Martes 20 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

HISTORIAS

9 de marzo de 2021

Robos más grandes de la historia: conocé los 3 casos más importantes y cómo terminaron los autores

Relatos de asaltos hay muchos, pero no todos conocen cuáles fueron los robos más grandes de la historia y como terminaron sus autores

Los robos son situaciones que muchas personas han enfrentado a lo largo de sus vidas, sobre todo en ciertos sectores de países con altos niveles de inseguridad. Pero este tipo de robos suelen ser pequeños, poco organizados. A diferencia de este tipo de hechos, hay otros que son orquestados, analizados, estudiados por meses y finalmente llevados a cabo. Estos son los robos más grandes de la historia.

Todos los robos más grandes de la historia tienen una característica común: se llevaron mucho dinero

1. Los robos más grandes de la historia: el Asalto al tren de Glasgow

Durante muchos años ha sido considerado como el robo más grande de la historia del siglo XX. El botín que se llevaron los ladrones fue de 2,6 millones de libras.

La idea de uno de los robos más grandes de la historia comenzó a gestarse tres años antes del día en que la banda lo llevó a cabo. Uno de los robos más grandes de la historia sucedió primero en la mente de Bruce Reynolds.

Hijo de un sindicalista de la planta de la compañía Ford de Dagenhamun, Reynolds, se trataba de un ladrón de poca monta que estaba encarcelado en la cárcel de Durham.

Fue entonces cuando otro recluso le habló sobre el discreto traslado de dinero que se realizaba periódicamente entre la ciudad de Glasgow y la ciudad de Londres. Ese dinero procedía de la recaudación de los bancos y era transportado por el Royal Mail en tresnes secretos y en la oscuridad y silencio de la noche.

En el momento en que salió de la cárcel, Reynolds viajó a Londres, donde comenzó a buscar a los socios que necesitaba para llevar adelante uno de los robos más grandes de la historia. Buster Edwards, Jim White y Roger Cordrey fueron quienes formaron parte de la banda que llevó adelante en plan maestro para robar la recaudación bancaria. El último en unirse fue Ronnie Biggs, un viejo compañero de Reynolds.

Así se llevó a cabo uno de los robos más grandes de la historia

A las siete menos diez de la tarde del miércoles 7 de agosto de 1963, el tren "Up Special" de la Oficina Postal Ambulante "travelling post office" (TPO) partió de la estación central de Glasgow hacia la Estación de Euston en Londres. En 12 vagones viajaban 72 trabajadores de la Royal Mail.

El asalto al tren de Glasgow fue uno de los robos más grandes de la historia.

Normalmente, el dinero no superaba las 300.000 libras, pero dado que había sido un fin de semana largo en Escocia, el total del dinero que transportaba el tren llegaba a los 2,6 millones de libras. Podría haber sido una casualidad, pero no: durante la investigación de uno de los robos más grandes de la historia se supo que la banca había recibido el dato de parte de un confidente. Esa persona nunca fue identificada por los investigadores del caso, aunque su identidad fue revelada en el año 2014.

A las 3 y cuarto de la madrugada del 8 de agosto, el maquinista Jack Mills, detuvo el tren frente a un semáforo en rojo que la banca de ladrones había manipulado previamente. ​El ayudante del conductor bajó del tren y se dirigió al teléfono del poste para comunicarse con la estación más cercana, pero los cables estaban cortados.

En ese momento los asaltantes lo rodearon y no hubo escapatoria: uno de los robos más grandes de la historia estaba a punto de suceder. A partir de este momento, los hechos ocurrieron de forma rápida y precisa. Tom Wisbey y Robert Welch maniataron al ayudante, al tiempo que Charles Wilson irrumpió en la locomotora. Allí, el maquinista ofreció resistencia y fue golpeado en la cabeza. Buster Edwards y Roy James desengancharon el vagón de correos y obligaron al maquinista a conducir el tren hasta un puente cercano, bajo del cual esperaba un camión con el resto de la banda.

En apenas unos minutos cargaron en el vehículo 118 de las 126 bolsas de dinero que transportaba el tren y huyeron sin que el personal de correos se percatara de lo que acababa de suceder.

Scotland Yard montó un extraordinario operativo policial para investigar uno de los robos más grandes de la historia. Mientras tanto, los 15 miembros de la banda se habían escondido en la granja, donde pensaban pasar un par de semanas y esperar que el ambiente se relajara. Por ansiosos, a los pocos días se repartieron el dinero y se fueron. En ese momento, un vecino alertó a la policía acerca de los extraños movimientos que había en la granja, pero cuando las autoridades concurrieron no encontraron nada. Solo había bolsas vacías que pertenecían al tren robado.

El asalto al tren de Glasgow fue uno de los robos más grandes de la historia y sucedió en el Reino Unido

Sin embargo, hubo un objeto que fue determinante en la identificación y posterior detención del grupo de asaltantes: un tablero de Monopoly. Los miembros de la banda habían estado jugando en él durante su estancia en la granja y habían dejado sus huellas dactilares, lo que permitió a los investigadores identificar y detener a casi todos los miembros del grupo que llevó adelante uno de los robos más grandes de la historia.

El juicio a los ladrones se inició en Aylesbury (Buckinghamshire) el 20 de enero de 1964 y duró 51 días. Todos los integrantes de la banca recibieron condenas de al menos 30 años de prisión.

2. Los robos más grandes de la historia: Centro de Diamantes de Amberes

Este es otro de los robos más grandes de la historia. Se considera que el asalto al Centro de Diamantes de Amberes es uno de los mejor planificados del mundo.

Una banda de ladrones italianos se llevó un total de 100 millones de euros en el año 2003, en una de las ciudades con más riquezas del mundo.

El asalto al Centro de Diamantes de Amberes fue uno de los robos más grandes de la historia

Dos años y medio antes del robo, Leonardo Notarbartolo había alquilado una oficina muy poco y mal amueblada por aproximadamente 25.000 francos belgas al mes en el centro de diamantes. Ese lugar tenía una caja de seguridad en la bóveda bajo el edificio, que además incluía una tarjeta para certificar la identidad del locatario y darle acceso a su bóveda durante las 24 horas del día.

Leonardo Notarbartolo es quien llevó a cabo uno de los robos más grandes de la historia

Allí el hombre se hacía pasar por un comerciante de diamantes italiano, algo que lo ayudaba a ganar credibilidad. Tras el asalto, que fue uno de los robos más grandes de la historia, Notarbartolo y su equipo se llevaron también el material de seguridad para ocultar sus identidades. Forzaron más de 123 de las 160 cajas de seguridad, cada una de las cuales estaba hecha en acero y cobre, y tenía una llave y un cierre con combinación.

Se cree que el robo fue perpetrado por un equipo de cinco hombres liderados por Leonardo Notarbartolo, quien fue arrestado tras ser relacionado con el delito a través de pruebas de ADN. Esas muestras de ADN se encontraron en un sándwich a medio comer que fue encontrado cerca del lugar de los hechos, además de las grabaciones del lugar.

Fue encontrado culpable de llevar adelante uno de los robos más grandes de la historia, al tiempo que se lo considera el líder de un grupo de ladrones italianos llamados "La Scuola di Torino".

¿Un fraude al seguro?

La excusa que dio Notarbartolo en una entrevista inculpaba a alguien más. El autor de uno de los robos más grandes de la historia dijo que un comerciante de diamantes lo había contratado para cometer el asalto. El líder de la banda afirma que el valor del botín robado era de 18 millones de euros y que el robo era parte de un fraude al seguro.

3. Los robos más grandes de la historia: Museo Isabella Stewart Gardner de Boston

El robo de arte más grande de la historia se dio en este museo la noche del 18 de marzo de 1990. Los ladrones se llevaron un botín de 300 millones de dólares, compuesto por trece obras de arte de Degas, Rembrandt y Vermeer, y al salir también se llevaron las grabaciones de las cámaras de seguridad.

El golpe fue simple e increíblemente eficaz, ya que los dos ladrones, que estaban disfrazados de policías, ingresaron al recinto cuando ya estaba cerrado. Ambos aseguraron que estaban allí por una llamada de emergencia, por eso pudieron entrar. Una vez adentro del lugar, redujeron a los guardias de seguridad y recorrieron las galerías del museo.

El museo Isabella Stewart Gardner sufrió uno de los robos más grandes de la historia

El paradero de los ladrones que llevaron adelante uno de los robos más grandes de la historia todavía se desconoce. Sin embargo, recientemente responsables del FBI aseguraron que creen saber hacia dónde fueron transportadas las obras de arte. Asimismo, aseguran que conocen la identidad de quienes se encargaron de pensar y ejecutar uno de los robos más grandes de la historia. Creen que los ladrones eran miembros de una organización criminal con sede en el Atlántico medio y Nueva Inglaterra .

El museo inicialmente había ofrecido una recompensa de u$s 5 millones a cabio de información que condujera a la recuperación del arte. En mayo del año 2017, esa recompensa se duplicó y actualmente está en u$s 10 millones.

Cabe mencionar que en la galería Dutch Room se pueden ver marcos vacíos que señalan la posición de las obras que faltan desde el día en que tuvo lugar uno de los robos más grandes de la historia.

La selección de obras robadas desconcertó a los expertos, ya que en el museo había piezas más valiosas.

La historia de la casa que albergaba al museo

La casa que alberga el museo actual fue construida en el año 1903 por Isabella Stewart Gardner (1840–1924), una coleccionista de arte, filántropa y mecenas del arte. El museo en el que tuvo lugar uno de los robos más grandes de la historia está situado en un edificio diseñado con la idea de emular un palacio veneciano del siglo XV. Puntualmente, está inspirado en el Palazzo Barbaro veneciano.

Después de la muerte de su esposo John L. Gardner en el año 1898, Isabella Gardner hizo realidad su sueño y construyó un espacio para exhibir sus tesoros artísticos.

El asalto al museo de Isabella Gardner fue uno de los robos más grandes de la historia

Después de que se completó la construcción del edificio, Gardner pasó un año instalando su colección de una manera que evoca respuestas íntimas al arte, mezclando pinturas, muebles, textiles y objetos de diferentes culturas y períodos entre pinturas y esculturas europeas conocidas. Las instalaciones de la galería eran muy diferentes de lo que parecen actualmente; la Sala de las primeras pinturas italianas, por ejemplo, sirvió como su Sala china hasta aproximadamente 1914.

El museo abrió el 1º de enero de 1903, con una gran celebración con una actuación de miembros de la Orquesta Sinfónica de Boston y un menú que incluía champán y rosquillas. En 1909, el Museo de Bellas Artes se trasladó a su nuevo hogar cercano.

Cuando Gardner murió en 1924, su testamento creó una dotación de u$s 1 millón y describió estipulaciones para el apoyo del museo, incluido el cargo de que su colección se exhibiera permanentemente "para la educación y el disfrute del público para siempre" de acuerdo con su visión estética y intención.

Gardner nombró a su secretaria y ex bibliotecaria del Museo de Bellas Artes de Boston, Morris Carter (1877–1965) como primer director del museo. Carter catalogó toda la colección y escribió la biografía definitiva de Gardner, Isabella Stewart Gardner y Fenway Court . George L. Stout (1897-1978) fue el segundo director. El padre de la conservación moderna, Stout aseguró la preservación a largo plazo de la colección y la estructura histórica. Rollin Van Nostrand Hadley (1927-1992) se convirtió en el tercer director en 1970. Hadley aumentó las horas de visita, instituyó el Programa de Membresía y agregó un café. Hadley también escribió varios catálogos para el museo, produjo Fenway Court, una publicación académica anual, y escribió el libro de 1987Las cartas de Bernard Berenson e Isabella Stewart Gardner (Northeastern University Press). Anne Hawley fue directora desde 1989 hasta 2015.//iProfesional

 

COMPARTIR:

Comentarios