Miércoles 14 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

POLITICA

6 de marzo de 2021

Cafiero, la Iglesia y organismos de DDHH repudiaron la represión de Formosa

Luego de la tremenda represión por parte de la policía de Formosa, todos los sectores políticos y sociales salieron a repudiar los hechos

Tanto el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, como la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación salieron a repudiar la violencia y represión ejercida por la policía de la provincia de Formosa.

"La permanente campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial, el constante boicot a las medidas sanitarias excepcionales para hacer frente a la pandemia, el uso político que algunos sectores de la oposición hacen de estos hechos, y la violencia desmedida de algunos manifestantes -que hoy incluso intentaron ingresar a la Casa de Gobierno provincial-, no justifican el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta", sostuvo la Secretaría que conduce Horacio Pietragalla en un comunicado.

Por su parte, Cafiero señaló que "el Estado debe garantizar la libre expresión pacífica de la ciudadanía" y enfatizó además que "en momentos de angustia colectiva, tiene que primar la serenidad. La violencia nunca es el camino. Y mucho menos la violencia institucional".

Asimismo, la Secretaría aseguró que "las fuerzas de seguridad, tanto las nacionales como las provinciales, deben estar capacitadas para contener actos de violencia, en el contexto de protestas en un marco de pleno respeto de los derechos humanos".

Después de los hechos, la Secretaría de Derechos Humanos se mantuvo en comunicación con las autoridades provinciales y con organismos de derechos humanos locales para monitorear la situación de los heridos y los detenidos. "El gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial", afirmaron.

El comienzo

Gildo Insfrán, gobernador de la provincia de Formosa, anunció que la capital volvería a Fase 1 del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) por la aparición de nuevos casos de Covid-19.

La noticia generó protestas en los alrededores de la Casa de Gobierno provincial, que derivaron en enfrentamientos entre manifestantes y la policía, que respondió con una tremenda represión con gases y balas de goma.

Desde el Gobierno local aseguraron que los manifestantes querían ingresar por la fuerza al edificio y que todo se desencadenó cuando le tiraron un "ladrillazo" a un polícia.

El repudio también desde Estados Unidos

José Miguel Vivanco, responsable de la Dirección Ejecutiva de la organización internacional dedicada a la defensa y promoción de los derechos humanos, Human Right Watch, repudió la represión y apuntó contra el Gobierno por su "aparente incapacidad para realizar un análisis despolitizado de la situación".

"Me preocupan las graves denuncias de uso excesivo de la fuerza en Formosa", agregó Vivanco.

Y opinó la Iglesia

Con la firma de su presidente, Oscar Ojea, el Episcopado le envió una carta al obispo de Formosa, José Vicente Conejero Gallego en donde denunció "el ejercicio de cualquier forma de represión violenta contra ciudadanos que reclaman por la plena vigencia de sus derechos humanos y sociales".

"Ciertamente es preciso adoptar todas las medidas sanitarias que sean necesarias para combatir el Covid-19, dentro de la razonabilidad y conforme al contexto de su circulación, pero de ninguna manera puede aceptarse el ejercicio de cualquier forma de represión violenta contra ciudadanos que reclaman por la plena vigencia de sus derechos humanos y sociales", señaló Ojea.

 

COMPARTIR:

Comentarios