Sábado 17 de Abril de 2021

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

INTERNACIONALES

17 de febrero de 2021

Confesó ser un asesino (falso) para que vinieran a buscarlo y asi poder salir de su casa totalmente cubierta de nieve

Esta historia parece sacada de una película cómica, pero sucedió de verdad, un hombre confesó ser un falso asesino para que le saquen la nieve de su calle.

El este de Europa esta viviendo en estos días, fuertes nevadas que como suele ocurrir, trae muchos problemas para los pobladores. La nieve trae peligros para muchos, sobre todo en las calles y las rutas, donde los automovilistas tienen que prestar mucha atención.

La nieve está impidiendo la normal circulación del tráfico y la solución para esto, si no deja de nevar, es un quitanieves. El tema es que al haber tanto trabajo, en algunas zonas puede llegar a demorar un poco y hay personas que no tienen paciencia

Hay personas que terminan realizando cosas realmente descabelladas e inapropiadas para poder lograr que saquen la nieve de su calle o de la puerta de sus casa. Pero hubo un caso en particular, que llamó poderosamente la atención.

Y el protagonista es un hombre anónimo de Grybova Rudnya, un municipio en la región ucraniana de Chernihiv. Este señor no tuvo mejor idea que llamar al servicio nacional de emergencias y confesar un supuesto asesinato. Aunque parezca increíble, la desesperación por la nieve lo hizo decir que discutió con su padrastro y que lo había apuñalado en el pecho, por lo que la supuesta víctima estaba tirada en el suelo sin vida.

El hombre solicitaba la presencia de la policía en su casa para entregarse y hacerse cargo del supuesto asesinato. Igualmente, le avisó a la telefonista que las fuertes nevadas habían dejado a las carreteras totalmente intransitables, por lo que tenían que usar un quitanieves para poder llegar a detenerlo.

Así fue como la policía se dirigió al lugar, escoltada por el quitanieve que iba abriendo camino hasta llegar al domicilio del supuesto asesino. Grande fue la sorpresa cuando el hombre confesó que no había matado a nadie, sino que había mentido para que le quitaran la nieve de la calle.

"Al llegar, vimos que la supuesta víctima estaba en la casa de una pieza e ileso. Nadie le había atacado", dijo la Policía.

Un portavoz de la Policía se dirigió hacia los medios locales y contó lo sucedido: “Inmediatamente después de llegar, descubrieron que el familiar estaba en la casa, pero de una pieza e ileso. Nadie le había atacado”.

En efecto, el hombre había mentido sobre el asesinato porque estaba muy enojado con el servicio de quitanieves local. Según relató, habían pasado por la zona de su casa, pero no habían limpiado las calles cercanas a su domicilio.

Para su razonamiento, era una venganza. Lo cierto es como consecuencia, lo sancionaron por la denuncia falsa y hacer perder el tiempo a los agentes con una multa de 51 a 119 grivnas (de 1,52 a 3,54 euros), un pequeño pago que seguro pagará contento, porque logró su objetivo, sacar la nieve de su casa./Fuente: 20Minutos

COMPARTIR:

Comentarios