Jueves 28 de Enero de 2021

30°

EL TIEMPO EN TUCUMAN

  • Fecha

  • Contagios

  • Recuperados

  • Muertes

EEUU

10 de enero de 2021

Arnold Schwarzenegger comparó a los Proud Boys que siguen a Trump con los nazis: “El asalto al Capitolio fue nuestra Noche de los Cristales Rotos”

El actor y exgobernador de California contó cómo se vivió en Austria, su país de nacimiento, la culpa de haber colaborado con el régimen de Hitler y trazó un paralelismo con los hechos violentos de los últimos días en EEUU

Tres días después de los violentos incidentes en el Congreso de los EEUU, el actor y ex gobernador republicano de California, Arnold Schwarzenegger, recurrió a su cuenta de Instagram para dar un mensaje a los norteamericanos.

Emocionado pero con tono firme, Schwarzenegger publicó un video de casi 8 minutos en el que analiza la situación desde su experiencia personal, como un niño austriaco que vivió los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial y atestiguó en carne propia las consecuencias de convivir con hombres que lidiaban con la culpa de haber participado del nazismo. “No todos eran antisemitas o nazis, muchos solo se dejaron llevar por el camino. Eran gente del barrio”, aseguró, comparando a la turba que irrumpió en el Capitolio con quienes colaboraron con Hitler y su maquinaria del horror.

“Como inmigrante a este país me gustaría decir unas palabras a mis compatriotas y a nuestros amigos de todo el mundo sobre los acontecimientos de los últimos días. Crecí en Austria y soy muy consciente de la Kristallnacht, o la Noche de los Cristales Rotos. Fue una noche de ira contra los judíos llevada a cabo en 1938, por el equivalente nazi de los Proud Boys”, comenzó diciendo el actor. Y agregó: “El miércoles fue el día de los Cristales Rotos aquí mismo en los Estados Unidos. Los vidrios rotos estaban en las ventanas del Capitolio de los Estados Unidos”.

Para Arnold Schwarzenegger, la turba no sólo rompió las ventanas del Capitolio, rompió ideales. “No sólo derribaron las puertas del edificio que albergaba la democracia americana, sino que pisotearon los mismos principios sobre los que se fundó nuestro país”.

El actor contó su experiencia personal tras la Segunda Guerra Mundial y la comparó con las consecuencias que podrían sufrir los norteamericanos si no reaccionan a tiempo. “Crecí en las ruinas de un país que sufría la falta de democracia. Nací en 1947, dos años después de la Segunda Guerra Mundial y de niño estaba rodeado de hombres colapsados que bebían su culpa por su participación en el régimen más malvado de la historia”.

Y reveló: “Nunca he compartido esto tan públicamente porque es un recuerdo doloroso, pero mi padre venía a casa borracho una o dos veces por semana, y gritaba y nos golpeaba y asustaba a mi madre. No lo culpé porque nuestro vecino le hacía lo mismo a su familia y también el vecino de al lado... Lo escuché con mis propios oídos y lo vi con mis propios ojos”.

Explicó que esos hombres vivían con dolor físico pero también con dolor emocional “por lo que vieron y lo que hicieron”. Y recalcó: “Todo comenzó con mentiras e intolerancia. Así que siendo de Europa he visto de primera mano cómo las cosas pueden salirse de control”.

El violento asalto al Congreso de los EEUU

Schwarzenegger advirtió sobre las graves consecuencias del egoísmo y el cinismo. “El presidente Trump intentó anular los resultados de una elección justa. Buscó el Golpe engañando a la gente con mentiras. Mi padre y nuestros vecinos también fueron engañados con mentiras, y sé a dónde llevan esas mentiras”, comparó.

“El presidente Trump es un líder fracasado. Pasará a la historia como el peor presidente de la historia. Lo bueno es que pronto será tan irrelevante como un viejo tuit. Pero, ¿qué vamos a hacer con aquellos oficiales electos que han permitido sus mentiras y su traición?”, interpeló a sus seguidores. Y se contestó: “Les recordaría lo que dijo Teddy Roosevelt, que el patriotismo significa estar al lado del país, no significa estar al lado del presidente”.

También citó a John F. Kennedy y su libro “Perfiles en el coraje” y disparó: “Algunos miembros de mi propio partido, por su propia cobardía, nunca verían sus nombres en un libro así, se lo garantizo. Son cómplices de aquellos que llevaron la bandera de la insurrección santurrona al Capitolio, pero no funcionó, nuestra democracia se mantuvo firme”.

El actor recordó su formación como católico -“fui a la iglesia, a la escuela católica, aprendí la biblia y mi catecismo”- y una frase en especial: “Un corazón servicial”. Para Schwarzenegger eso significa “servir a algo más grande que uno mismo”. “Lo que necesitamos ahora mismo de nuestros representantes electos es un corazón de servidor público”, exigió. Y agregó: “Necesitamos servidores públicos que sirvan a algo más grande que su propio poder, o su propio partido. Necesitamos funcionarios públicos que sirvan a ideales más altos los ideales en los que este país fue fundado, los ideales que otros países asumieron”.

Y con un guiño a uno de sus más famosos personajes, sosteniendo la espada de Conan, aseguró que Estados Unidos volverá de estos días oscuros y brillará una vez más. “Las espadas tienen una particularidad. Cuanto más se manipula una espada, más fuerte se vuelve (...) Nuestra democracia es como el acero de esta espada. Cuanto más se manipula, más fuerte se vuelve”, dijo.

Schwarzenegger, con la espada de Conan

El ex gobernador afirmó que los EEUU necesitan mirar más allá de los partidos políticos y poner la democracia primero. “Necesitamos sanar, pero no como republicanos o como demócratas, sino como estadounidenses”. “Por eso -pidió Schwarzenegger- no importa cuál sea su afiliación política, únanse a mí para decirle al presidente electo Biden que le deseamos un gran éxito como nuestro presidente. Si tiene éxito, nuestra nación tendrá éxito”.

Finalmente advirtió: “A aquellos que piensan que pueden revocar la constitución de los Estados Unidos, sepan esto: nunca ganarán”.

COMPARTIR:

Comentarios